Solo pensamientos, historias por escribir para que luego no las olvide. O solo para sacarlas de la cabeza...

sábado, 25 de diciembre de 2010

Navidades


Ok, la navidad ha pasado. Son las 4:31 de la mañana. Duermo con mi hermano Gabriel en la misma habitacion. EL juega algo en su nuevo juguete un Ipad en el que uno hace maravillas. Acaba de pasar la navidad, comida en un restaurante oriental (de singapur mas exactamente) y luego karaoke. Ya saben cuanto me gusta el karaoke? Mucho, si, mucho. Hay nieve en el suelo, como la navidad de las peliculas, hicimos guerra de nieve pero esta vez no es una pelicula, sino mi vida. Estoy muy lejos, todos estamos luy lejos. Suenan las balas del juego de mi hermano, afuera, si la nieve se sintiera, sonaria como una murmullo del viento como cristales cayendo lentamente sobre algodón. Me gusta cuando neva, me gusta cuando cae la nieve, siento menos frio. Felices fiestas, felices navidades, normalemente no me gustan tanto las festividades. De hecho la que mas me gusta las velitas, la navidad dejo de tener sentido hace muchos años, cuando dejaron los regalos, cuando el ya no esta, cuando en vez de sonrisas habia lagrimas. Pero hoy, cuando ya han habido muchas lagrimas, cuando estoy lejos, y mi madre esta casi sola, puedo decir que la navidad empieza a tener otro significado. Prefiero siempre que sea agradable a que sea aburrida, la disfruto como sea posible, sola o acompañada, la navidad es un invento del mundo y en mi mundo tiene que ser divertida.

My Pummelvision from Ana Maria Vallejo on Vimeo.



Un resumen de mis ultimos tres años de vida. Un bonito resumen en el que hay lagrimas y pero sobre todo muchas sonrisas. Ya no tengo un amor, ya estoy soltera, (es importante el dato, de verdad) es decir, ya hago lo que se me venga en gana, con ganas o sin ganas. Algun dia vendra ese principe azul, o quiza no vanga nadie. Me acompañara mi soledad, mis sonrisas, mi cabeza, y mis palabras. Si, tengo rabia que mi principe azul no este a mi lado, tengo rabia de haberme ido, pero sonrío por lo demás. Me tengo a mi, solo a mi.

Navidad con nieve es muy bonito. Berlin es un congelador gigante en el que aun me siento muy feliz.

Bonitas fiestas!

domingo, 12 de diciembre de 2010

Dias blancos, sueños volando


No recordar. No poder a pesar de hacer mucho esfuerzo. Neuronas atrofiadas, mucho o poco alcohol, no importa, igual tengo problemas con el recordar. De pronto por eso me obsesiona tanto el tema,que quiero olvidar, y que no quiero olvidar. Por ejemplo quisiera saber que pasó con mi Ipod, o a que hora llegue hasta la cama. Si, esta vez fue mucho vino, mucha gente, y mucha oscuridad. Yo diria, mucha diversion. Afuera sin embargo estaba la nieve de 15 dias ya casi hecha hielo que al sabado sonaba al derretirse, y el piso mojado y mi cabeza doliendo. Un chat abierto sin respuesta, un correo corto afirmando lo unico real, que nos extrañamos, que te extraño. Desolacion, soledad, una bonita soledad, pero maldita a veces. Que falta haces por estos dias frios, que falta me hago por estos dias. Vacio en el estomago. Sueños. Una avioneta y un volcan con hormigas gigantes. Llevo cayendo de todas las formas las ultimas noches. No quiero perderme, no me da miedo. O bueno tal ves si hay mucho miedo. Solo que los dias siguen y yo sigo sonriendo.

Me gusta la nieve cuando esta entera y puedo clavar mis pies hasta el fondo y dejar una huella y escribir algo y me gusta ver cuando cae, y ver la forma que es de verdad como los dibujitos. Pero no son bolas las que caen, sino que son Flakes, como hojuelas, como cenizas de un gran volcan o una almohada de plumas rota. Y no moja, solo cuando se esta descongelando, es seca y fria, es como la escarcha de las neveras viajas. Si. Asi es.

Mañana estaremos bajo cero. Me pregunto todo el tiempo cuando volveran los dias calidos. Pero el exceso de ropa ya no me da tanto malgenio, y procuro pensar en los cuentos de hadas cada vez que veo las nieves.

Este año se fue y yo odio cuando un año se va. Aunque como me dijo un profesor alguna vez, la vida es una sola, hay que vivirla por encima del tiempo que se inventaron los humanos para amargarnos y afanarnos el alma.

Por fuera de casa


Sali una mañana de mi casa. Grimmstrasse 7a corriendo pensando que ya iba tarde. Maletica azul y mochila. Abrigo. Debía tomar el tren hacia Stuttgart. Miercoles. Y con un señor sentado a mi lado casi todo el rato vi por la ventana el recorrido. Cerca de 5 horas. Y llegué. Habia pasado la noche anterior empacando y las dos anteriores, preparando una exposición para la clase de aleman sobre Creative Commons: me pasa algo cuando hablo Alemán y es que cuando tengo la palabra y muchos me miran me da pánico escénico y se me olvida que tengo que decir y peor aun, solo pienso en eso. Asi fue un pequeño desastre del cual solo quedará reírse cada vez que lo recuerde. El tren. La estación. Stuttgart.

Al llegar información turística, mapa de 50cents, al hostal. Preferi ir caminando sin saber que quedaba en la montaña y que la maletica habia que cargarla por escaleras que subian a la montaña. Pensé en mi Medellin y en sus escaleras y lomas y en los colores naranjas y no se porque uno a donde va compara sin querer, pero queriendo. Es lohnt sich me dijo alguien cuando pregunté como ir hasta alla por segunda vez. Sobre la vista. Y si, mi compañera de cuarto Maria, polaca y enferma con un olor a laca espesa. La vista sobre el vallecito que aloja esta ciudad de nombre redondo: Stuttgart, Stoccarda en italiano. Anochecía. Salí.



Bajar la montaña, descubrir por donde caminan los peatones, edificios grandes, la ópera, el museo de historia, la galerìa de arte. ¿Y dònde esta la ciudad? Luego la plaza del castillo el museo de arte moderno, el mercadito de navidad, la calle de los reyes, la calle de las compras. Si en Colombia los pueblos se organizan al rededor de una iglesia en Alemania al rededor de una estacion de trenes y un castillo, y casi siempre una calle peatonal de compras. Pues si, basicamente de 6 a 8 se compra y despues se cierra todo y la ciudad sola. O eso parecia. Adentro de las casas pasan cosas solo que afuera uno no se da cuenta: solo hay que conocer la movida local. Y no ser un extranjero. Dificil.

Dia 2. A Ludwisburg. Film Akademie Waden Wurtemberg.

Miro a ventaba del tren desde donde escribo.

Vuelvo a la Academia. ¿Qué quiere hacer? ¿Tiene talento? Leidenschaft? ¿No quiere vacaciones? Aplique, sino, no pierda su tiempo. Mientras tanto Ludwisburg es como el Retiro solo que tiene un castillo y estación de trenes y la calle con tiendas mas locales. Y la Academia.



Y si, yo quiero agua le digo al señor del tren. Tambien quiero estudiar. También.

Al otro dia no quedaba mas que viajar a Roma. Dejé la maletica azul en la consigna y fui a la libreria. Busqué un libro: Home is what you left. Tambien lo que hay adentro, la búsqueda es home.

Luego en el mercado donde los niños patinan a la luz del dia y con un tibio sol, me tomé un vino caliente: qué calor.

Y tomé el avión. Y vi los alpes nevados y me tocó en ventana y llegué. Roma. Maletas. Esperar. Tiquete. Tren. Termini. Santiago. Sonrisas. Muchas.



Es que ya no somos unos niños, pero que bien se siente estar juntos como cuando niños.

lunes, 6 de diciembre de 2010

De corazones rotos y dias blancos, como la nieve

I will. Maybe, I don´t know.

Lo haré. De pronto, no se. Pero hoy, hoy quiero. Hoy quiero no estar lejos, hoy quiero. Y mientras caminaba en la nieve escribí un te amo, para que nadie o mas bien pocos entiendan, para que tu no lo veas y para que sigas sacandome de tu corazon.

Luego hice una bolita de nieve y la tire a la nada.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Ya no somos unos niños


Casi cumpliendo 27 años (cuando escribí esto offline aun no tenía 27) pienso otra vez que ya no somos unos niños. Se lo decía a mi hermanito que no es un niño tampoco y lo pienso cuando miro sus ojos y su respirar pesado y sus manos grandes y su cada vez mayor parecido con mi papá. Yo, que me visto aun de rosa, que tengo ropa interior de hello kitty, que tengo crespos de muñeca, y que al vernos juntos en una foto, pienso de nuevo en nuestros juegos infantiles juntos. En una hermana mayor ayudando a hacer tareas, en los juegos de manos que son para marranos, en nuestras sonrisas sin condición, aventuras de cual era capaz de mas: preguntar, hacer, neciar, jugar y jugar. Odiaba que lo regañaran menos por ser el menor y entonces me dejaba pegar de esa papeleta para que hubiera evidencia de sus maldades: pero resultaba yo siendo la tonta que me dejaba pegar.

Pequeñito de pies grandes, ideas rápidas se creció el enano detrás detres hermanos mayores que a sus ritmos (al nuestro) fuimos tomando caminos. Y un dia dejamos de ser niños y viajamos o nos quedamos y nos miramos y lloramos y sonreímos y volvimos a peliar y a estar en silencio. Mi vecino: dormimos juntos por culpa de los terremotos del 92. Luego yo pedí independencia y lo mandé a la sala a dormir solo. Adquirió la habilidad de dormir como una piedra dias enteros.

Roma. Ya no somos unos niños asi nuestras sonrisias sean a pesar de todo jovenes y llenas de aventuras. Me abraza y entonces parezco menor entre sus brazos seguros. Le digo que corramos, que brinquemos, que cantemos y me sigue sin duda.

Yo no lo puedo creer. Ya no somos unos niños, ya nos fuimos de casa. Ya cada uno pasa sus noches solo o acompañado por aquellos que uno se encuentra por azar o por capricho y que se vuelven casi una segunda familia. Ya cada uno, no solo el o yo, sino esos 4 que alguna vez fuimos niños tiene la vida en los pies, el camino en las manos, cada noche y dia a su antojo. Ya (y no se si mejor o por desgracia) no nos dice nadie que hacer. No tenemos contranquien revelarnos. Solo esta mi mamá ahi para escucharnos, ayudarnos, y vernos sonreir y llorar. Toca entonces buscar nuestras causas perdidas porque ya no somos unos niños de policias y ladrones, escuelitas y mamacitas. De carritos y muñequitos. La vida esta mas alla que una peli de comiquitas.

Me alegra que no seamos unos niños pero que juntos volvamos a sentirnos como niños jugando a ser grandes. Y ojala felices.

martes, 30 de noviembre de 2010

Horas y horas sentada. 27 años. (Escrito en un tren mirando la ventana)



Me duele el culo. Puede que sean las horas que pase sentada o la edad. O ambas. Digo a veces convencida y otras veces con miedo (a que mi mamá nos vea morir) que nuestra generación no va a durar mucho. Nosotros, mas bien yo para no incluir a nadie, sufrimos en los 20 de los males que sufren nuestros padres a los 40 o los 50. A nosotros nos ha tocado mas contaminacion, un hueco mas grande en el ozono, mas hormonas y venenos en las comidas. Mas estrés, mas vicios. Corremos mas, tenemos menos obligaciones y tambien menos tiempo. Yo sufro de tiroides, de alergias en la piel y respiratorias, a veces el corazon se me descuadra aunque el medico diga que eso del corazon mal cuadrado es normal. Mi ejercicio fue en el colegio ya hace muchos años atras y ahora camino un poco, solo un poco. Y monto mas en aviones, y estoy mas en la calle, toda una vida llena de riesgos para morir en cualquier momnto. 27 años de riesgos y aventuras: ni demasiadas ni muy pocas. Mucha vida y procurando mas o menos ser feliz. Porque los que se han muerto estan descansando peeo yo vivo lo que les quedaba de vida y entonces quiero que sea bonita. Ya no desprecio besos, lloro solo a par de lagrimas que parecen oro y solo por quienes o lo que se lo merecen. No economizo en sonrisas porque asi mantebgo el camino iluminado. Sigo soñando dormida asi como vivo despierta. Aun escribo porque es como respirar. Estoy soltera y disfruto de mi soledad. Asi como extraño mis raices las llevo a todas partes pegaditas de un hilo. Aun me monto en los trenes sin saber a donde voy y despues puedo reirme y dejarme llevar. Soy terca y empeñada, y aun quiero salvar un pedazo de mi mundo. Mi cuerpo podrá decirme vieja, yo solo cuento experiencias.

Aun tengo miedos, pero ya no me dan tanto miedo. El que se arrime a este arbol le ilumino con risas y le cuento historias sencillas. A mis 27, feliz cumple, me gusto asi sea redondita y crespita!

Y no me da miedo morir ni vivir. Solo pido que sea tranquila la vida y el morir.

Salud!!!!!

sábado, 27 de noviembre de 2010

Yo se

Anoche soñe contigo: yo se que no soportas que me haya ido. Yo no soporto que me olvides. Yo no quiero olvidarte ni no amarte. Yo solo quiero volar como pajaro e ir en contra del viento. Yo no soporto no imaginar tus ojos y los mios y mis sonrisas para ti y entonces para cualquier otro. Puede ser cualquier otro pero no tiene sentido. Anoche soñe, voy a decirlo, que me mirabas y me sonreias y me preguntabas y yo te contaba lo que ven estos ojos viajeros. Pero solo fue un sueño porque sin duda estamos lejos y yo ya me fui y tu te quedaste y eso sin duda es una forma de irse. No soporto pensar sin decirtelo. No soporto escribir sin que me leas. No soporto soñar sin contartelo. No soporro no aguantarme al leerte y no soporto extrañar tus besos. Es un Liebeskummer. Un dolorcito de amor. Una agonia del adios.

lunes, 8 de noviembre de 2010

De Amelie y otros recuerdos

Decia en alguna epoca de la vida, que Amelie era mi peli favorita. (Luego dejé de decirlo, porque olvidé como era Amelie. Se volvió un cliché en desuso)

Ana, Gestern habe ich ein Film gesehen, Amelie. Hast du ihn schon gesehen?
Ah! Ja, es ist sehr schön! (Es lo que normalmente respondo a todo, schön y gut)
Ich habe an dich gedacht. Du siehst wie Amelie. Du lächelst wie sie. Vielleicht kann ich dir den Film geliehen. Möchtest du ihn sehen?

Si, claro que si. Amelie me la vi hace muchos años, cuando creia que el mundo era mio, y Amelie me mostrò que era posible. Amelie me la vi cuando estaba enamorada, cuando soñe con una profesion distinta, llena de color y de arte. Amelie es una sensación cuando la recuerdo, pero es como un aire que pasa y roza la piel. Volverla a ver es recordar esos dias, recordar esas ideas, es ver lo que no vi en esos años, es pensar que si a alguien algunas pelis les afectaron mucho y les cambiaron la vida, a mi Amelie me impactó mucho y ahora lo noto, me dio tonos de escritura, me dió color a los dias, me dio mundos fantasticos mas alla de mi soledad. Ella, Anka, o Anca, viene de Rumania. Ella tiene un novio alemán. Anca (o Anka) piensa que Rumania es un pais muy bonito, y seguro le creo, ella nunca toma café en las pausas, siempre come una fruta, habla tapandose la boca con un poco de pena, dice secretos como una niña chiquita en la escuela, escribe noticas sobre cosas que se le ocurren en clase y hace de todos nosotros sus compinches. Por cierto, habla alemán despacio como pensando cada palabra sin atiborrarse de ideas, solo claramente y muy bien. Ella me prestó la peli, y yo se la recibí por el gesto tan amable, porque Amelié me la vi hace muchos años y no pensé en serio que fuera a sorprenderme (pensé incluso en que no la vería) y me sorprendió no solo en los afectos sino en lo audiovisual, en los sonidos, en los colores, en un guion construido, en una ciudad que suena a acordeon, en una historia de amor, en unos lentes grandes y amplios, en mundos que se detienen y se mueven como solo se mueven en las peliculas y que cuando pasa asi en la vida real, pensamos en las peliculas, como si estas fueran sacadas de los cabellos y no de los dias y los minutos. Me la vi en Alemán de pronto para probar que tanto escucho, y no, no escucho tanto, pero me dejo llenarme los ojos de color, a pesar de los subitutlos y mi obsesion con ellos. Volver a ver una peli es muy bonito, es como volver en el tiempo, pero con el tiempo de hoy ya ganado con la experiencia. Pienso en mis botas amarillas, mis medias de rayas, mis pantalones de alguna epoca de bota ancha, mis sombreros de colores, mis guantes milticolores y mi sonrisa poderosa.

Y si alguien no se ha visto Amelie (que por cierto no conocia a nadie que no la hubiera visto) se la recomiendo. Y si ya se la vio, pues repitala. Vale la pena. Si no le gusta Amelie, pues entonces repita una pelicula que en otros años le gustó mucho. La sensacion es rebonita.

(Y me acuerdo porque alguien en esos años pensó en mi y en Amelie. Y a veces recuerdo esa Amelie en mi, y sonrio, porque hoy tengo otros mundos y otros tonos, y es bonito recordarse de hace años, y ver los rastros que quedan... aunque solo sean rastros)

PD. Me estoy leyendo un libro, de Javier Marias: “Mañana en la batalla piensa en mi” Me acompaña en el metro y me pone en una solo pelicula a la que doy play y stop.

Bansky: Exit Through the gift shop

Tengo una seda dental hecha en irlanda, unos vasos marca Ikea hechos en Bulgaria, unas botas alemanas, y un apartamento en la calle Grimmstrasse en Berlin. Mi ropa huele a suavisante en exceso, y siendo las 11:45pm del 3 de noviembre, acabo de llegar de trotar 20 minutos al lado del rio aquí al lado de mi casa. Los arboles ya no tienen hojas y si las tienen las pierden a cada paso del viento. Es el otoño en pleno, con lluvia, con viento, un poco frio. La calle esta llena de señales, las cuadras por donde camino hace un par de semanas estan llenas de pinturas, de arte callejero. Dicen que Berlin es la capital del arte hoy, y asi son sus calles, gritan y hablan y sueñan y fantasean con mundos mejores o magicos donde todo es posible. Berlin es la ciudad de los locos y sus calles se dejan leer en la locura.


En el cine vi Exit through the gift shop, una pelicula de Bansky, un artista callejero, artista, yo diria un burlador del mundo a traves de sus pinturas. Un falso documental, que habla de la locura del oficio, de la obsesion de hacer cosas, lo que sea pero obsesivamente, quizas el no puede dejar de hacer pinturas en la calle, de dejar la lata de aerosol a un lado y caminar como cualquier otro peaton por la calle, porque seguro cualquier peaton no alcanza a notar el espacio perfecto para la pintura perfecta. Una peli sobre hacer una peli, un documental sobre un documental, una peli de no dejar la camara nunca guardada, de nunca dar stop, de nunca parar incluso sin ninguna intención. Una peli de alter egos, de rumores, de burla contra el estado del arte, contra los cocteles e inauguraciones, una peli sobre los artistas que se creen artistas, y salen en revistas, una peli de lo absurdo que es el consumo, y lo fanaticos que pueden ser los seres humanos. Necesitamos heroes, misterios, algo oculto para creer profundamente en algo, asi sea una nueva creencia según la moda, el dia, la temporada. Una burla sobre si mismos, sobre las leyendas y los mitos, un poco largo, un poco demasiado, pero al final una gran sonrisa por que alguien mas piensa como uno, alguien mas cree que Warhol se burlaba de la gente y del arte, y que hoy los “artistas” que son llamados artistas, por otros que se creen artistas, los callejeros que se parchan en la calle, se aprovechan del consumo, de la vida de la ciudad para ir en las noches o a cualquier hora pintando las calles. Una ficcion sobre un mundo en el que hay tabues y misterios, donde hay un gang secreto, una muy buena investigacion, unas imagenes preciosas, una estetica handycampura, videobloger, amateur, un documental hecho por un fanatico, dirigido por un genio, pero todo al final una misma ficcion.

Quien es Bansky? Bansky es lo que dicen la gente que es. Sigue siendo un mito, como cuando alguien en la calle o en el trabajo dice algo de aquel que pasa, o aquel se gana un premio, o el que se va lejos y vuelve con novedades del otro mundo. Una peli que me recuerda a El blog canalla, a el falso documental colombiano (sin querer hacer la comparacion) de Un tigre de Papel, una combinacion de lo pop que puede ser el cine, el cine hoy.

Una peli recomendada para mis amigos y compañeros, para los que me leen, para mis parceros de sueños y proyectos, porfa veansela! Me recuerda a hace ya unos años en los que soñamos y salimos en las noches con el riesgo de ser robados y atracados mientras grababamos los sueños de esos que pintaban paredes. Los sueños y las no esperanzas de quienes van pensando y pintando. EL pintar y grafitiar es mas que una rebelion, es un estilo de vida. Son muros canallas, como el blog, y como este documental (que sale en los creditos como parte de la investigacion, cosa que me dio una gran sonrisa y que comprueba porque hay que ver los creditos hasta el final) como este video (El de Toxicomano Callejero con Punto Link) que hicimos alguna vez con el sueño de hacer un gran documental. De pronto el documental ya lo hicieron, de pronto tengamos que hacer otras historias, otras mas grandes, otras mas pequeñas-. En todo caso un placer audiovisual, una delicia popcultural, un pastel de picos de colores directo a las neuronas.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Los arboles en otoño son los guayacanes en flor europeos



No creo que hayan guayacanes en flor en Europa, pero el otoño hace que los árboles lloren que ya viene el frio y sus hojas se tiñen de color como para que uno olvide los dias blancos que vienen y a veces cuando el viento frio golpea contra la cara, uno tenga rayitos de colores, por entre las hojas amarillas y rojizas. Una prima me dijo que su estacion favorita era el otoño y cada vez que veo las hojas amarillas me acuerdo de ella, de sus dibujos de los arboles desojandose y que yo digo otra vez llorando. Y en el piso al ritmo del viento bailan las hojas caidas como en vacaciones y el camino se vuelve lleno de luz como si hubiera encima de uno un hada madrina iluminando con una varita magica. Y en las noches de luna, pasa a traves de las hojas amarillas la luz y entonces estar debajo del arbol es como estar en la guarida de los duendes del bosque y me gusta estar debajo del arbol viendo ocmo las hojas de pronto se caen y se ondean al viento y la luz entra con colores diferentes y el camino esta con mis colores de atardeceres, porque si, el otoño es el atardecer del año. Y para estos dias y sin saber si es temprano o no, las hojas estan casi caidas, y uno ve en la calle a las mamás con los hijos recogiendo las hojas bonitas, de pronto una tarea de escuela, o un collage para una tarde de sabado y yo pongo entre el diccionario o el libro, una hojita,asi como en el veranito qu eme toco, puse un par de florecitas, quiza para encontrarlas en algun momento, despues y pensar en esos dias que se han ido detenidos en la naturaleza seca.


Y los atardeceres tempranos y los amaneceres amarillos tardecitos, y los dias corticos y recuerdo las manchas amarillas en las hojas y el arbol sonando afuera al ritmo del viento y el otoño, el otoño. Y entonces pienso en los guayacanes de mi ciudad de primavera pasada, que lloran sus flores cuando hace mucho sol y se envejecen, y el piso se llena magicamente de flores y flores que no vuelan como las hojas otoñales pero que llenan las tardes de sueños y besos y sonrisas de niños.

El otoño, el otoño. El primer otoño en Berlin.

domingo, 24 de octubre de 2010

Del Heimat y otras sorpresas del alemán



De aprender inglés yo casi no me acuerdo. Igual la cultura americana nos tenia y aun nos tiene invadidos. Entonces aprender ingles asi fuera facil o dificil habia que hacerlo. Y como a mi no me gustan las cosas dificiles me esfuerzo porque sean faciles. En esos tiempos escolares veia muchas pelis en ingles y leia libros asi no los entendiera. Un dia, y despues con los años sabía ingles.

Del alemán supe poco siempre, y de Alemania lo que todo el mundo sabía y nada mas. Cuando llegue a Alemania la primera vez pensé que lo unico malo de Alemania era el alemán. Y por eso cuando volví a Colombia me metí en clases para ver como me iba. Las primeras clases fueron muy duras. Asi como mi cabeza porque a pesar del dolor de cabeza segui clase tras clase, tratando de entender porque era de una forma tan extraña este idioma. Las primeras sorpresas es que en alemán hay ademas de femenino y masculino, neutro. Y no hay normas muy exactas para saber cuando una palabras es femenina (die), es masculina (der) o es neutra (das) y que ademas esos articulos cambian según los modos, (Nominativo, acusativo y dativo). Pasaron un par de años para finalmente entenderlo aunque aun me equivoque declinando, poniendo una n de mas o una r de mas en alguna frase. Es decir cada vez que hablo, hablo y luego pienso, es femenino, es acusativo y entonces no le pongo sino e al final y bueno ya lo dije sin e, y en fin. Es algo muy divertido (uno se debe ver hasta ridiculo), repito cada frase dos y tres veces intentando cada vez hacerlo mejor, y aun asi no lo logro. Pero lo intento.

Un dia en clase pregunté que como se decía recordar. La palabra en español significa mucho para mi, en Alemán deberia ser una palabra bonita. Y es “erinnern”. Que dificil. Aun hoy me cuesta decirla, ponerle el reflexivo, y decir que yo recuerdo algo en alemán es aun difícil. Será que con el alemán no deberia recordar nada. Cual borron y cuenta nueva.

Pero una de esas palabras bonitas que aprendí pronto fue Heimat. En alemán esta Haus, que es neutra. Das Haus. (otra cosa importante es que todos los sustantivos se escriben con mayuscula) Pero el home, o el hogar, es Heimat. Del Heimat se dicen muchas cosas, pero aquí le preguntan a uno, pero cual es tu ciudad Heimat? Es como la ciudad natal, pero Heimat no es solo un lugar, es ese lugar, situación, recuerdo, donde uno se siente en el origen, donde hay identidad, Alemania para muchos alemanes es un Heimat (ya cada uno con su version alemanade su Alemania), tambien como algo nacional, o algo mas personal. Y a mi que me obsesionan esos temas del hogar, la casa, el retorno, la palabra me parecio maravillosa. Luego por estas tierras en las que me siento extraña, pero tambien muy comoda caminando por sus calles, entendi que mi casa, la llavo adentro, de pronto tambien mi Heimat, que aunque mi Medellin la quiero, es mejor llevar mi Heimat adentro, para ir con el a todas partes y entonces no sentir, Heimweh. Weh es dolor, y Heim, pues viene del Heimat. Entonces es dolor de hogar. Esa sensacion llena de nostalgia, que se puede sentir viendo el cielo gris, o cuando hay una gripa muy tremenda y uno esta solo, y ahi llega ese dolor mas alla del dolor de garganta, de un sol que no aparece, de una soledad intencionada o buscada. Se añora todo lo que hay alla, y se añora estar alla de nuevo. Pero hay otra que es Fernweh, Fern (distancia) y pues es como añoranza de estar lejos, de paises lejanos. Y pues esa terna de palabras hace como que me sienta en el lugar adecuado. Si hay esas tres palabras que identifican una busqueda personal que he hecho por muchos años, el dilema de irse para querer volver, pero estar siempre añorando el irse, y buscando una identidad, recordando ese lugar de origen, pues si, el alemán por mas dificil que sea y me cueste hablarlo, es un buen camino para mi.

Asi el aleman es un idioma con muuuucho vocabulario, una palabras especial para cada cosa, muchas palabras juntas que cambian de significado, muchos prefijos, preposiciones que junto a una palabra cambian el significado totalmente. Yo entre mas aprendo, em pregunto cuando sera el dia que hablare este idioma, cuando sera el dia en que la expresion enriquecerá mi vocabulario indio.

Pero mas alla de toda experiencia personal, es tambien entender como una idioma define el carácter de una pueblo. El aleman hace a estos alemanes, que son tan estrictos, que son tan precisos.

Por ejemplo en español si uno esta perdido, uno esta perdido (punto). Cuando uno va a un lugar y llega diciendo que esta perdido, la siguiente pregunta es donde te perdiste y en que medio de transporte venias. En el aleman, “verlieren” es perder, pero estar perdido en la ciudad depende si estabas caminando “verlaufen” o si estabas en algun medio de transporte “verfahren”. No se si la conversacion sera mas profunda, pero si se que mas seca, y no tan banal, como nos gusta a veces llenarnos de banalidades y rodeos en español, (aunque eso le de sabor, muchos sabor).
Asi cuando uno viaja uno hace siempre la aclaracion si uno va por tierra o por aire. Ich fahre nach Italien (Yo manejo hasta italia o en caso tal se aclara que uno va con el tren) O Ich fliege nach Italien (yo vuelo a italia). Precision, por eso serán filosofos y cientificos. Llenos de precisiones objetivas.

Otra cosa que aprendi y a la que no me acostumbro, es no preguntarle a todo el mundo ¿Como estas? El ingles como dice un profe mio, nos dejo la mala costumbre de preguntar sin esperar respuesta. Y un amigo solia decirme que, para qué preguntar como se está si la respuesta luego no se escucha o no se esperan un, “no tan bien”, o “regular”. La pregunta en otros idomas hace parte de una cotidianidad aceptada, como decir hola, o una cortesia sin importancia. Aquí se dice Hallo, y cuando se tiene la confianza, se pregunta “Wie geht es dir?” , cómo estas. Ya me he ganado varios comentarios muy alemanes al respecto, de gente mala onda, mayores y no tan mayores, que me miran raro, me responden, es que aquí se pregunta eso y se espera una respuesta. Oh dios! Siempre se me olvida, una costumbre, por eso seran tan secos, que solo dicen Hallo!

Y claro que siempre dicen Danke, y Bitte y Gern (Gracias, a la orden-por favor, con gusto) cuando uno entra a una tienda y sonrien y uno cree, es que no son tan antipaticos estos alemanes, y mas cuando al final cantan, como en tono de Si, “Tchussie”! Como cantando de la felicidad como resumiendo la antipatia en una despedida menos antipatica.

Otra cosa de la que me dí cuenta, es que en español me disculpo por todo, la expresión, "Que pena, pero es que...." aqui con el Entschuldigung,... da es risa. Ya me ha pasado que la gente mi mira raro por tanta disculpadera.

Cosas curiosas: poder, (Kraft) y peligro (Gefahr) son féminas, y no hombres machos. Hay Liebeskummer (dolor de amor, que traduce mas exactamente preocupacion de amor), esta el corazon roto como sentimiendo Herzbruch y me gusta la expresion literal y simbolica y tambien religiosa de ser infiel, como “in Fremd gehen” (ir al extranjero literalmente, como al mujer o el hombre ajeno). Los niños son neutros, das Kind, y una niña pequeña tambien, das Mädchen, como si el genero fuera una cosa de grandes, no de niños. Aqui la tierra y el pais es neutro, das Land, y no hay madre patria, o Tierra Madre, sino Vaterland, algo como mi tierra padre. Y alemania es sin duda, una Vaterland. (la del este o la del oeste, no se sabe bien cual)

El alemán es bonito, asi aun me da dolores de cabeza y saque lo peorcito y lo mejorcito de mi. Me parece que del Alemán, o de alguna otra parte y es que se reune en este idioma, se ve el origen de muchas palabras. Me ayuda a imaginar imaginarios (perdón la redundancia) a entender este pais, esta cultura, a entenderme a mi, y mi cultura y mi idioma, me ayuda a pensar que escribo muy mal en español y que debería mejorar.

Si quiere aprender alemán, hágalo. Es dificil, pero es bonito todo lo que trae.

viernes, 22 de octubre de 2010

Yo pregunto, ¿De donde viene todo ese cielo gris?



Y ella me preguntò despues de tres dias de cielos grises y lluvias y con los arboles y sus hojas ya amarillas a mediados de septiembre cuando el invierno aun deberia esta lejos y los cielos no tan grises. Y yo respondí viendo mucho el gris, mirando mucho las nubes y esperando que a veces no sea tan gris ese cielo.

lunes, 18 de octubre de 2010

Ires y venires



Han sido dias de muchos movimientos fisicos y emocionales. El verano, no muy fuerte por cierto, se fue y con el llegó entonces los vientos y los árboles naranjas, los atardeceres suaves y mas bien fríos, algunos dias mojados, sacar los abrigos y vestirse y desvestirse muchas veces al dia poniendose y quitandose que el abrigo, el saco, los guantes y bueno aun no el gorro, pero pronto, supongo. Las manos no se calientan mucho, la calefaccioón dura casi todo el tiempo prendida para no despertar a las 5am con un frio de un grado. Asi es el otoño, frio, muy frio.

Hace 15 días dejé Berlin por un fin de semana, necesitaba otra vez moverme, y se veia una mañana la torre de Televisión atrás en el tren al sur. Viajando en la modalidad de “Mitfahren” con una alemana que hacia windsurf y tenía un perrito Fritz y un alemán (otro joven, no otro perro) que compró uvas para comer en el camino (unas muy dulces y muy buenas).



Despues de cambiar de trenes como 3 veces llegué a Erfurt, donde no hacía tanto frio como en Berlin y caminé entre la ciudad vieja, por entre los rieles de tranvias, comi salchicha con mostaza en un pan (como un perro caliente pero muy aleman: es decir muy simple) pero buenisimo la verdad. No hay fotos, o aun no, porque la memoria que las tenía fue borrada despues de la descarga y en el pc tambien las borré. Erfurt y supongo que las ciudades viejas alemanas cuentan historias medievales, se siento uno en cuentos de hadas o entre las páginas de los hermanos Grimm.

El plan al otro dia con mi amiga que estaba recien mudada a Erfurt era bajar hasta München al Oktoberfest, yo ni lo pensè, ¿Por qué no? Pues si, el madrugón fue de 3am, tomar tranvía, ir a la estacion principal, tomar el tren, y hacer como 4 cambios de trenes, hasta llegar a las 11:30 a la ciudad. Aquí es caro viajar en trenes pero hay posibilidades de hacerlo barato, como por ejemplo con el Wochenende Ticket, que entre 5 pueden viajar juntos, por solo 37 euros. Asi cada uno paga como 7 euros y se puede conocer mucho asi. Pues si, eramos 5 y aunque el grupo no era precisamente bebedor, igual mucho tiempo para tomar y tomar, no ibamos a tener, pues a las 5 teníamos que volver a tomar el tren.



El Oktoberfest es impresionante. Primero hay mucha gente (Eso lo sospechábamos, pero tanta!) Luego la feria de diversiones, es preciosa porque es un estereotipo diferente al Disney, y los olores son reales, huele a dulce, suena a gente gritando, y además hacía un día precioso (y yo había ido como preparada para el polo norte) Dentro de las carpas siempre hay lleno total, y estan todos los alemanes vestidos de alemanes, y las mujeres con sus faldas y vestidos preciosos, y los vasos de cerveza de litro a 9 euros. Y si, pues ahi me tome un vaso de esos e hice videos (que no se si alguna vez salgan a la luz...) y tome un par de fotos no muy buenas pero fotos, para el recuerdo.



Y de nuevo las 5 despues de unas nueces dulces muy dulces, un chocolate caliente, rapido a la estación, para otra vez montarse en el tren, por error en primera clase y viendo la tarde caer por la ventana, con el culo bien plancho y de nuevo el coxis molestando llegamos a las 11 o algo asi a Erfurt.

El lunes en la noche de vuelta a Berlin, con la cabeza aun en movimiento, con los aisajes por la ventana, en un carro de un alemán, es que el mitfahren es el “echar dedo” moderno, con otros alemanes con los que por mas que uno intente hablar, pocos tienen la paciencia para esperarlo a uno mientras uno encuentra las palabras precisas.

De vuelta a Berlin, estudiar, cambio de profe en la clase, todo va muy rapido, tan rapido como las hojas se vuelven amarillas y algunos arboles las han perdido todas y las mañanas amanecen a un grado. Y empezar a buscar casa, otra vez, porque quise, porque encontre con quien buscar un apto, pero tambien buscando havbitaciones a ver que resulta, porque buscar casa en Berlin (buscar casa en general) empeiza a ser maratonico, decepcionante y frustrante hasta el momento (porque tiene que llegar) en que uno pueda comprar un colchón para ponerlo bajo techo.



Un dia fui al mercado y encontre Uchuvas bogotanas, y las compré, y mientras trataba de encontrar las fotos perdidas, bajando programas sin crack y bajando los cracks sin el debido cuidado, y una uchuva detrás de otra, se dañó el pc y las uchuvas se acabaron y pelié con el primero que me encontré y en fin.

Me demoré toda la semana arreglando el pc, ahi es cuando recuerdo las noches enteras con mi papá arreglando y cacharriando, para agradecer que aunque meto la pata, la puedo desembarrar, y que menos mal ahora es solo formatiar (claro habia que salvar los datos primero) y poner el disco para restaurar el sistema. Y ahi esta.

Suena mas facil de lo que fue, por lo costoso, y lo demorado. Pero aquí estoy 15 dias despues, aun sin casa (para noviembre y los meses posteriores), ya con el pc sirviendo, pero con la mitad del software en alemán (ojala sirva de algo y no me traiga mas problemas), tratando de organizar mis fotos y mis datos entre los discos duros y este pc. Poniendo a tono este mancito que me hace falta y al que estoy medio adicta, porque es el unico que no me deja de querer. (el pc, claro, aunque no falten las pataletas virulentas)

Pasé al nivel siguiente de alemán. Mi cabeza sin embargo es como si hubiera vuelto a empezar a aprender. Ich muss mehr Deutsch sprechen. Pero la verdad es que yo estudio a veces, me voy al parque cuando hace sol, y otras veces escucho podcast en Alemán y tengo la radio prendida asi no entienda sino que cada día la temperatura baja y baja.



Mi mamá me dice que no estoy contenta, y detrás del teléfono siento la voz quebrada y se me rompe el corazón. Mami no llores digo en mi cabeza. Berlin me estaba esperando, solo que yo sigo buscando.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Yo pregunto: ¿De donde vienen los sueños?



@Raventos me preguntó la semana pasada que de donde venían las imágenes de los sueños. Mis andares respondieron.

Y seguiré preguntando. Que quiere preguntarme? Mis andares seguirán respondiendo.

Buena semana, que sigamos soñando y viviendo!

domingo, 19 de septiembre de 2010

Semana de... gripa e historias

Como todas las semanas han tenido un nombre diferente, la semana de la tristeza, la de lost in translation, la de la ciudad grande, la del silencio, esta fue la semana de la gripa, y de las preguntas. Asi he estado mas en casa que de costumbre y creo que he dormido lo que no dormía desde hace muchos meses. El clima ha estado regular entonces no me pierdo sino del viento frio.

El lunes inicié la tarde con una peli. Mary Y Max. Dirigida por Adam Elliot (eso nunca me dice nada, pero debe ser un buen tipo, porque hizo una muy bonita peli) Una animacion en plastilina que ya habia visto el trailer. La vi en el cine Babylon de Kreuzberg, un cine pequeño y a la medida de los solitarios de un lunes a las 5:30pm cuando sale mas barato y nadie mas está tan desocupado. Yo y una amiga. Nadie más.



Los colores son grises, el universo creado en miniatura para esta historia desde la diferencia, no hay muchos colores, no son necesarios. Una historia de amor llena de tristezas, pero llena de vida, como cuando la vida es una cagada y el amor, la llena a pesar de que la vida no deje de ser la misma cagada de siempre. Es decir, el amor cambia tu percepcion de la vida, pero no cambia la vida. Mary una niña de 9 años en Australia le escribe a cualquier desconocido en New York, que resulta ser por casualidad un tierno desadaptado que adora el chocolate, crece el amor con los dias, los meses y las aventuras y desventuras. Sin ser spoiler la historia no es feliz, ni al principio ni al final. Simplemente es otra historia, la musica es preciosa, la luz siempre media da una atmosfera de una vida simple y sencilla, de una historia ambiciosa en su sencillez. Una historia que atraviesa la vida desde la cabeza de una niña hasta la de un viejo lleno de experiencia, una historia sin prejuicios, una historia a la medida de los que muchas veces nos hemos sentido excluidos por raros y por preguntar lo obvio y a la medida de los que alguna vez se han sentido solos, asi sea una soledad inventada o tan real como la tranquilidad de la ventana durante todo un dia.

Un poco como el general que espera una carta, una niña que espera unas letras, un viejo que espera unas preguntas.

Y la sensacion de una vida que siempre puede ser de otra manera, que las desiciones se pueden tomar de otra forma, de los “Y si...” no importa, no importa, llega el sabado, con Humpday en FSK, americana, un poco de comedia, una historia sencilla, que no alcanza lo que promete, pero que logra que uno esté ahí como esperando a ver si lo logra. La vida de un man como usted que quizá decidió casarse y tener una vida “normal” y de pronto un amigo del pasado llega de vuelta y le genera una crisis de los 35 o 40. Envejecer, ser adulto, armar una vida y ya no hacer esas "bobadas" de jóvenes, orgías, noches de locura. Quién quiere eso, quién quiere nunca mas tener una noche de locura. Y ser el artista que nunca fuiste y besar a un hombre o una mujer como nunca lo hiciste, y fumar marihuana y sonreir sin sentido, y si alguna vez lo hubieras hecho y si de pronto ya es muy tarde... muy tarde para todo eso.

Humpday dirigida por Lynn Shelton, de pronto una mujer que tiene muchas preguntas sobre la vida. Y sobre los hombres claro. Y la historia es feliz al final. (Sin ser spoiler) No mucho, no con mucha intensidad, pero con una buena resolucion.

Contar historias, contarlas a como de lugar. Por eso hay que ir a cine, para que a uno no se le quiten las ganas de seguir contando las historias propias.

La gripa sigue, la nariz se esta pelando, ya uso la chaqueta de pre-invierno, escucho los Panchos, tengo un guion por escribir, un amor lejos, una ciudad extraña aun, y acostumbrandome a esa extrañeza. Creo que por eso me voy lejos. Para sentir la extrañeza.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Yo pregunto



Probablemente este sea el único video así. "Yo pregunto" es algo que se me ocurrió hacer aqui, mientras camino y pienso. Me esta haciendo falta hacer cosas, trabajar, crear, estudiar. Si me pongo una tarea de un video que responda a una pregunta, cada cierto tiempo (ojala cada semana para Todo lo que hay) tengo una oportunidad para no dejar de hacer, y seguir aprendiendo.

La idea es responder cualquier pregunta y responderla de cualquier modo. (El término cualquiera no significa nada ordinario y corriente, sino lo contrario, algo que nunca pregunto, o que sería obvio preguntar, pero que las respuestas pueden ser diferentes, sacados de los cabellos, o del corazón)

Aun no tengo pregunta para la próxima semana. Que preguntas tiene usted? de pronto yo puedo responderlas.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Pasear y pasear


Lo mejor de no tener que hacer nada es pasear. Y pasear sin duda, es de mis actividades favoritas.

Pasear es una actitud. Mas que un verbo solamente. Uno puede trabajar paseando, hacer muchas cosas paseando. Pues bien ya que no tengo sino que hacer una sola cosa, y de resto es libre, lo único que hago es pasear. La semana pasada fue una semana de menor sentimiento, si, estuve un poco triste, algo parecido a la nostalgia, a la incertidumbre, nada que no sea normal en este proceso de estar lejos. Pero nada mejor para la tristeza que salir a pasar y Berlin y alrededores (O bueno cualquier lugar que uno no conozca) es la mejor solución para poder pasear y sonreír y decir, aquí quiero estar, nada mejor que estar aqui.

El jueves caminé por una zona que no conocía. Una calle dizque muy turistica. El problema de Berlin es que suele ser muy turistica. Pero yo apuesto a que los turistas, como yo alguna vez fui y hoy lo soy en otro sentido no conocen necesariemente lugares como este. Se llama Merinhgdamm y tiene muchos cafes y tiendas cheveres. Caminé hasta el Mauerpark que es un parque que supongo se llama Mauer (en aleman muro) porque al lado pasaba el muro y dividía la ciudad entera. La pregunta que se va respondiendo en mi cabeza es, cómo una ciudad y un pais de la noche a la mañana se separa y vive con una barrera física y tan ruda como el muro. Cómo las ideologías, cómo la falta de libertad para viajar. En Berlin siempre se recuerda el muro. Puede que sea algo que al final se vuelve turístico, y que la informacion que dan puede que sea siempre parcializada. -Qué tan horrible es una ciudad socialista!- pero siempre hay letreros, marcas, nombres, exposiciones que recuerdan el muro. Es algo importante, no sólo para la ciudad sino que es un símbolo. Un simbolo que va mas alla de la división del capitalismo y el socialismo, que habla de la guerra, de lo malos que podemos ser lo humanos. Hay un parque lineal que se llama el Mauerweg (Recorriendo lo que antes fue el muro), que llega al Mauerpark, por ahi rebonito, cómo una ciudad construye lugares solo para pasear, lugares claro que traen muchas historias, pero solo a quienes les interesan.

Y entonces una ciudad, y un país con una historia tan compleja, me pone a pensar en mi casa, en mi ciudad, en mi país. Tan complejos que no alcanzo nunca a explicarlos bien, porque ademas hay unas visiones de nuestra tierra tan equivocadas!

Ayer me fui para el mar. (El Báltico, al norte) El clima estárepaila. Todos dicen que debería ser mejor, yo no les creo. Es desalentador tener und día como hoy domingo que estuvo super cálido, y tener otro como mañana que yo sospecho frio, muy frío (Lunes en efecto lluvioso). Sin embargo como el clima iba mejorando me fui para el Ostsee en el norte de alemania, el mar Báltico como lo conocemos nosotros. En el norte de la isla mas grande de Alemania, Rügen, mas marcas de la historia. Sin duda, la arquitectura es una historia que es narrada, un complejo turistico por ahi de un kilómetro (lo juro) de edificios hoy abandonados, construidos por Hitler y el nacionalsocialismo. Una cosa absurda, y detrás, la playa blanca (Si, es real) llena de conchas y piedritas y un horizonte nublado y un clima medio tibio. El agua no es tan fria como lo pensé.



Hoy domingo el clima estuvo fantástico. Es mas es el dia de mas verano que he tenido y eso que los arboles empezaron a ponerse rojos. Supongo el último de la temporada, me monté en un Barquito para ver Berlin de oeste a este por el rio, el Spree. No me imagine que fuera tan bonito la verdad. Rebonito.


Bueno pasear me limpia el corazón, me da otras ideas, me tranquiliza el alma. Siempre hay que pasear asi sea a la esquina. Es una actitud de tomar la vida mas alla del control y de las ocupaciones. De tomarse un tiempo para no pensar en nada concreto, o en el mundo entero al mismo tiempo.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Algunas cosas

La garganta duele algo. Es el viento frio y mi temperatura en el cuerpo que baja a pesar de querer estar tibia.

Hoy me dormi bajo el sol mediocre, que calentó los huesos como una sábana calientica. Y también el corazón. Porque a veces siento que rompí el hechizo, que estoy rota, que el espejo no deja ver bien el horizonte y tampoco la retrospectiva.

Corazones arrugados, silencios mas silenciosos. Seguiré buscandome porque no me he encontrado del todo, porque hay anitas olvidadas, perdidas en algun lugar del camino.

Suena un tango, está tarde. Aprendo por estos dias a estar plantada como un girasol, y mirar las ideas de lado, y hoy escribi otra vez en la libreta, y volvi a caminar en silencio, y me bajé de un bus porque estaba lleno, y me tomé un te de frutos rojos sola con un pastel de amapola, para endulzar el dia, y el cielo tenia un tul por encima, y no hacía mucho frio, pero estaba con la cabeza gacha, pensando y recordando, porque piso estas tierras y me sonrío a veces a pesar de mirar el suelo y ni pisar la mierda, y levanto la mirada para cruzar la calle, y me cuido de las bicis, y quiero llegar a casa, pero a donde si la casa soy yo.

Una casa andante, a veces con mas peso, como hoy.

Un poco triste, pero no demasiado.

martes, 7 de septiembre de 2010

Ir al Karaoke

Cantar puede resultar hasta natural. Es mas, todos cantamos aunque nunca lo hagamos bien. En la ducha algunos clichés, o con los audífonos puestos, o con un aguardiente-cerveza-vino y un despecho. Asi uno no sepa la letra siempre se tararea, es mas, si uno está en una situación incómoda, siempre hay una canción que llega a la mente y llenar el silencio de ese justo momento. Como en una película.

Por mi parte no me dieorn talento musical a la hora de la reparticion, es mas, creo que me toco el otro talento, de la desafinación, de la sordera, de ser lo menos rítmico posible. Y me da envidia cuando veo a alguien cantar, asi sea que lo haga solo bien porque se sabe la letra completa. Y aunque la música es importante para mi, la verdad no soy fan de nada. Y me demoro en identificar las melodías asi sea mi favortia. En resumen soy un desastre musical.

Pero me encanta cantar. Si, yo canté “Pies Descalzos” de Shakira con la grabadora al lado, el librito del CD y mirando al techo, y me aprendi, “Mil Pedazos”, y canté y bailé “Rayando el Sol” de Maná. Y una confesión es que canté también Ricardo Arjona mientras mi cabeza imaginaba historias de amor.

Si. Cantar me hace feliz, es como salir a correr, solo que menos deportivo, es como gritar solo que menos violento, es como hacer yoga, solo que más popular.

Así iba caminando por ahi, mientras veia el rio, y los bares aun cerrados de un viernes en la tarde, y se me ocurrió ir al karaoke, al mejor estilo de las películas. Asi que escribí un mensaje y todo sucedió mágicamente.

Y despues de muchas horas, al mejor estilo Berlinés, tipo 12:20 de la noche, entramos al bar de Karaoke, The Knaack. Y ánimosamente buscamos las canciones y el grupo completo se animó y fue una larga noche, de mucha cerveza, mucho baile (descoordinado), mucho canto (destonado y desmemorizado) pero terriblemente divertido.

Lo mas divertido de ir al karaoke es no saber cantar. Si uno supiera cantar seria romantico ir con el amor de la vida y cantarle la mas bonita cancion con el mejor tono. Cuando uno no sabe uno puedo ir simplmente para estar un poco ebrios y no grabar videos, como yo lo hice.

La prueba que no ser buena en el karaoke es muy divertido, siempre habrá risas y cachetes colorados.

jueves, 26 de agosto de 2010

Un dia cualquiera en Berlin


Se escucha de banda sonora Los Beatles. Porque me alegran el camino todas las mañanas al metro para ir a clase. Hay que caminar como 6 cuadras, residenciales de esta barrio que se llama Kreuzberg hasta llegar a Moritzplatz Bahnhof. Hoy llueve, y uso mi sombrilla azul de puntos blancos mientras tarareo cualquier canción. Ha resultado buena banda sonora The Beatles o “Salsa Musik”, cualquiera que haya en mi Ipod que no es mucha ni muy buena.

Al final siempre hay una rutina. Me levanto justo a la hora, y desayuno lo mismo, kornflakes con leche y azucar (mucha por supuesto) sanduche de mantequilla y mermelada de fresa en pan duro (como el que le gusta a mi mama) Un pan con queso y jamón para preparar el sanduche para el almuerzo.

Luego 10 minutos caminando rápido hasta la estación del U8. En la estación 5 minutos máximo esperando el tren amarillo de BVG que me llevará hasta Alexanderplatz y haré el cambio (umsteigen) a la U5, dirección no me acuerdo, pero apenas la veo, se que ese el el tren que debo tomar. (Honow?) Y de ahi como 6 estaciones, mas o menos hasta Samariterstrasse sobre FrankfurterAlle. Y ahi, tres pisos, hasta el 14 Raum, donde es mi clase de alemaán B1. A las 11, hay pausa de media hora, doy un paseo por el barrio, vuelvo a las 11:30 y la clase se acaba a la 1 en punto.

Volver a casa. Camino hasta la estación del Frankfurter Tor, que huele a veterina y cresopinol. Es caliente adentro, a pesar del viento que entra por las escaleras. Y de vuelta a Alexanderplatz. Ahi, siempre me antojo, a veces salgo, a ver la plaza atestada de negocios, centros comerciales, el Mcdonalds debajo del gran letrero de Alexanderplatz. Pienso siempre, deberia verme Berlin alexanderplatz. Vuelvo a las ciudades subterraneas, donde todo es mas calido, es mas fuerte, donde siempre hay un loco, no tan loco, viviendo feliz en su locura. En el vagón, en dirección Hermanstrasse, desde el lunes se ven los chicos que salen del colegio. Unas niñas comiendo helado o unos adolescentes gritando y brincando. No falta el bebé en carrito, el perro con dueño, cualquiera con una bicicleta. Es que aquí hasta las bicicletas montan en el metro y un gitano tocando acordeón, y un viejo con barba tranzada camisa de colores, y haciendo pompás de jabón como si el metro fuera el lugar mas mágico de todo Berlín...y recuerdo porque me gusta estar aquí.

Salir de la estación con cuidado de una bici que puede arrollarlo a uno, una simple bici. Y uno una simple y cualquier niña que regresa a casa. Como hoy. Otra vez, llovía. Aun no me he comido el sanduche del almuerzo, y pienso en la sensación que me dio ayer, cuando en el cine, viendo “Männer im Wasser” (sueca con sub. En alemán) vi a una Berlin que se veía vieja por la pelicula y sus colores, la misma que estoy viendo todos los dias, y no pude evitar una sonrisa, como cuando en una novela uno hubiera podido ver la esquina de la casa.

Me alegra estar aquí en Berlin. No es mi ciudad, pero es un buena ciudad para traer-me mi casa.

sábado, 21 de agosto de 2010

Luces en el camino



Mientras camino he tenido algunas luces. Estas son algunas de la luces, de los paisajes, de las cosas que mientras camino no quiero olvidar, quiero mantener en la memoria. Como luces que siguen alumbrando el caminar, como imagenes que no quiero olvidar.

viernes, 20 de agosto de 2010

Lo que me da la gana

Iba a hacer tareas, pero quiero escribir.

Pasa algo en las mañanas, la noche me alcanza para dormir hasta cuando sale el sol. Supongo que cuando el sol salga tarde, dormire hasta tarde. Hoy, cuando me fui a la cama, no puse el despertador e igual a las 5:30am estuve con los sueños despertandome. No creo que sea el jet lag, supongo mis habitos y mi responsabilidad me despiertan con facilidad.

Hoy alguien me preguntó, porque no tengo todavia un master elegido, y aunque yo me hago la misma pregunta, tengo tambien muchas respuestas. No es que no lo haya elegido, no se. Llevo la vida viviendola sabiendo, o con muchas certezas, casi todo el tiempo. Mi trabajo es de planeadora profesional y cuando se trata de compromisos, lea muy bien, compromisos no ocupaciones, yo soy la mas comprometida. Me gusta pasar horas haciendo una misma cosa, con la gente que me gusta y quiero, por eso de pronto, no tengo demasiados amigos, no me alcanzaria la vida para dedicarles el tiempo que me gusta. Caben en mi mano los amigos. Asi como tengo compromiso, y compromiso, tengo plan, tras plan. Juan David me decía: “Es que usted es muy ocupada” y aunque a mi no me gusta esa palabra, si, yo planeo, de que horas a que hora, con quien y como, para que todo funcione en mi universo mental. La vida es otra claro, y a mi el tiempo se me va volando. Será por eso que la producción me iba tan bien, asi no me gustara tanto.

Asi que aquí cuando nadie me espera en casa, tengo un teléfono para que nadie me llame, no tengo plan alguno, hago lo que se me da la gana. Y qué importa pasar un par de meses sin la certeza del mañana, es mas, sin la certeza de la misma tarde. Cuando veo algo desde la ventana del bus, me bajo y lo veo. Nadie me espera, a nadie tengo que explicar, y claro a nadie tengo que contar. Supongo que esa libertad es diferente, porque a pesar de eso, siempre he querido hacer lo que he hecho, tener compromisos, aunque a veces eso me haya dado algunos “inconvenientes”.

Si brinco, si me pongo una camisa que no sale con el pantalon, si quiero seguir durmiendo, o escribiendo, si prefiero recibir el sol en vez de ir a un museo, si no quiero un museo, si me gusta algo, si quiero quedarme una hora viendo eso tan bonito, si quiero caminar hasta el cansancio, si quiero comer, si no quiero, si quiero esperar, si quiero no esperar, si no quiero caminar mas, si quiero un tequila, si quiero una cerveza, si no la quiero mas. Llena de terquedades con y sin sentido, cada cosa que he hecho hasta hoy ha sido asi, pero aquí la terquedad esta siendo, ir sin ninguna.

De un tiempo para acá, es como si me devolviera en la vida. Cada vez menos planes, menos certezas, y extrañamente mas libertad. Otra libertad. Por eso aquí yo hago lo que se me da la gana y esa sensación me gusta.

Ah! y no lo he elegido, el master, porque no me decido. Cada vez que abro las paginas de las universidades todo me gusta, yo que hago!?

martes, 17 de agosto de 2010

Ir a cine

Me gusta ir a cine. No tengo muchos fetiches al respecto, ni horarios, ni salas favoritas, ni pelis favoritas. Simplemente me gusta ir. Cuando era niña no me gustaban las filas para entrar, no me gustó cuando el intermedio se acabó, y recuerdo haber ido en la mitad de Jurassic Park al baño como 4 veces.

No tengo tampoco rituales. No soy de las que siempre necesito crispetas. Solo necesito algo de tomar. Y un baño a la salida. A veces leo las reseñas, a veces voy a peliculas muy taquilleras, porque, hay que verlas, para decir, una cosa o la otra.

Hoy me gusta por ejemplo ir al cine 3d. Si se lo inventaron es para consumirlo, no sin medida, pero hasta que uno le pierda la gracia, no me perderé algunos de los mejores exitos en 3D. Como UP que fue la primera o Toy Story, la última.

Ir a cine, y leer y pasear, como una reina de belleza, son mis ocios favoritos. Aunque aquí no me hallo para leer, y valga la pena decir que solo traje un libro, que no me ha conquistado tampoco. Asi que lo primero que hice fue buscar los cines. De todas formas tengo todo el tiempo para ir a sentarme frente a una pantalla a ver cualquier cosa que me pongan, aprender, soñar, reir, llorar. Hay muchas salas de cines con el éxito del momento, Karate Kid y la Venganza de Kitty Malone y muchas otras peliculas en alemán y otros tantos idiomas, con subtitulos en aleman.

Así llegué a “El mapa de los sonidos de Tokio” por azar y justo a tiempo para no pensar ni entender el titulo en aleman, solo leer la directora. Compré el tiquete de 6Euros, que no es barato, en el FSK el cine mas cercano a mi casa temporal. (Por fortuna) Tenia en mi mochila un IceTea y me sente en la unica banqueta desocupada, al lado de la puerta. Estabamos en los Trailers y tuve tiempo de pensar que esa peli de Isabel Coixet, si era en Tokio no era en español, sino en japonés. Oh! Me resigné a que sería un interesante ejercicio de práctica idiomática y a disfrutar de la bonita fotografia que tiene Coixet en sus películas.

El ejercicio mejoró cuando la mitad de la peli fue en inglés, y lo que es en japones, se pudo entender de forma global con el alemán. Por fortuna. De resto, un bonito viaje lleno de sentidos, de sonidos, si claro, pero de sorpresas, llenas de la muerte y la vida, y los infortunios de la muerte, y del amor, cuando se tiene a la muerte en la puerta de la casa. Una mujer preciosa, unas escenas de sexo repreciosas, un viaje por un Tokio con otros clichés, como con los ojos del aventurero experto y local, extranjero y local. Como cuando se tiene un lugar, y la historia es solo una excusa, y eso no siempre resulta bien, solo que le resulto a Coixet, una muy buena combinacion, para una historia que provoca reir, llorar y amar.

Caminar por la ciudad en completa soledad. Soy yo y Berlin. Mi alemán aun no da para entablar conversaciones y paso por mas tímida de lo que soy. Y mi ingles está peor. Asi permanezco en silencio dandole hilo a esta cabeza que se enreda y sueña y planea y se eleva. Así el domingo, regresé a cine. Esta vez a las 10pm para ver “Moon”.

Quedé con polvo lunar en los ojos. Y eso es mucho. Es decir, que pasaría si te quedaras en la Luna para siempre? Comerías mucho queso? Empezarías a ver en blanco y negro? Juagarías a la pelota lunar? O caerías en la triste desolacion de cada día... en la desolación de ver el planeta tierra a lo lejos... la irremediable desolacion lunar, de la soledad de un yo repetido miles de veces. De la irreductible repeticion humana. Una preciosa y recomendada pelicula. Si usted puede bajar torrents, hagalo, y se baja esta que está buena.

No mas, caminar con el sonido de una peli en la cabeza, de la historia, de los pulsos, de los colores, de los ritmos de vuelta a casa, en medio de la oscuridad y el semaforo del peaton titilando como unica luz, el mejor premio para una primera semana en Berlin.

domingo, 15 de agosto de 2010

viernes, 13 de agosto de 2010

Conociendo

Hoy, y estos dias se llaman, presentarme, a mi misma. O no. No hay nada de que hablar con gente desconocida, lo primero es conocerse. Qué haces, de donde vienes, qué te gusta, qué estudias, y porque estas aquí. Con algunos hay coincidencias, cosas en común y ahí podría uno seguir la conversación.

Días de aprender cosas nuevas, como: Hey las reglas no son a tu manera, son las reglas! Y si, Murphy dice que cuando no las cumplas ni una sola vez, Taz! Ahi te caen y eres culpable sin explicación posible, porque si, te brincaste las reglas.

Los que me conocen saben que vivo en otro planeta. Y tambien han sido dias de aterrizar, a pesar de tener la cabeza en otros planetas, pero pies en la tierra, otra vez.

Y días de comparaciones. Es que en Colombia las cosas son de una manera y aquí de otra. Cosas sencillas, cosas importantes. Y siempre resulta que todo es diferente. Y siempre hay una razon para la diferencia, o mas bien, para que eso diferente tenga otros modos. Eso me gusta.

Vengo de Medellin. Y se quedan en silencio. Siempre sale Pablo Escobar, y Chavez y Uribe. Despues, uno escucha a los demás hablando de paises pobre, gente pobre, violencia, robos y violaciones y me pregunto que se imaginaran de esa ciudad en el valle que del que uno gusta tanto y que a veces tambien tanto odia.

Aquí la gente tiene una contradiccion, o me parece, con el miedo. Pero yo vengo de una ciudad donde siempre hay miedo. Y yo no tengo miedo, no mucho, pues, o estare acostumbrada?. Aquí es peligroso el internet, por ejemplo (a la gente le parece, ahi le dejo el dato a los community managers). Aquí te multan por bajar un torrent. Pero aquí hay borrachos en cada esquina. Muchos, es como si ser borracho fuera pagado por el estado. Borracho con perro. Tradicional! Punketos, lesbianas, turcos, bien turcos, todos juntos y cualquier otra cosa que se ocurra, rara, normal, locos, mas locos juntos y en el sistema!. Pero Internet es peligroso! No entiendo. Cuando Internet conecta un mundo que estaba encerrado, me conecta a mi con el mundo. Porque tendría que ser peligroso... no vivimos en un mundo Blade Runner o Tron the movie. Aunque pareciera que si.

Aquí la gente paga el metro sin torniquetes. O sea es voluntad y deber ciudadano. Aquí la gente recicla botellas, y parece que el dinero fuera todo. Aquí como me dice alguien, son anticomunistas, y solo hace 20 años dejaron de serlo. Y es bonito ver a una berlinesa, sentir nostalgia a pesar de todo, por la ciudad dividida y quedarse en silencio por tanta historia tan complicada. Y pienso, mi ciudad, mi pais es tambien complicado. Y tambien me quedo en silencio y agacho la mirada, no se ni porque.

Son impresiones. No mas. Una semana que ha sido larga, pero no es tanto tiempo la verdad. Apenas conociendo, y haciendome conocer. Pocos amigos, pocos conocidos. Una ciudad que se hace grande, muy grande. Una niña buscando, y pensando.

martes, 10 de agosto de 2010

De días venturosos y otros no tanto

Deberia hacer mis tareas. “Ubungen acht bis” …. Pero no. Necesito escribir. Este será como el diario de mi buscándome, en una ciudad cualquiera. Qué díficil.

Hace un par de años visité Berlin de casualidad. Y la ciudad me encantó. Como, esos lugares, de “yo viviría ahi”. Pasa con grandes ciudades, montañas, casitas... Moví cielo mar y tierra, ahorramos mamá y yo, estudié Alemán, y tiré los dados. Todo mientras echaba raices en mi casa, en mi ciudad, en mi empresa, en mi amor. Todo eso junto. Porque somos seres contradictorios. Si, eso hace parte de vivir.

Nunca pensé en como sería la vida lejos. Venir es una terquedad, como me dijo un amigo. No tengo muchos planes, muchos deseos mas bien si. Una terquedad como las demás que han ido llenando mi vida, de cosas bonitas, de personas, de historias, de aprendizajes.

Me siento como cuando uno se arregla para salir en la noche para una gran fiesta, uno esta precioso y feliz, pero antes de salir, uno sale es, embola.

En mi ventana de hoy, se ven muchos árboles. Unos edificios al frente y el cielo que se va volviendo azul o gris. Tengo dos maletas revolcadas, un pc, una manzana y un durazno para comer. Me hubiera gustado haber traido una bata para venir del baño en ella y no medio embola. Pero ya ni me importa. Creo que me va a pesar mucho en mi equipaje de ahora en adelante.

Berlín es una ciudad increible. Todo el mundo viene de todas partes, hay cine, hay museos, esta la gente mas rara, mas loca, hay lugares que tienen colores muy bonitos y una paz, y me salen sonrisas a cada segundo. Hay bares y bares, y tiendas bonitas, y edificios con Okupas, y grafittis hasta mas no poder. Aquí piensan diferente, viven diferente. Mientras voy caminando me digo todo el tiempo esto, y miro a mi alrededor y sonrío. Sonrío mucho a pesar de todo.

Porque no veo sino gente extraña. Mi casa son mis cosas. Mi casa soy yo. Si, ya todos lo anunciaron pero asi son las cosas. Uno tiene que vivirlas y tomar de su propia medicina. Por lo menos me alegra estar cómoda conmigo hoy, ese era mi mayor miedo. Asi que venga lo que sea, las reglas tontas y no tontas de los alemanes. Las amabilidades y las groserias. Aunque a veces me provoque devolverme ni se a donde, solo correr y correr.

Lo dije en Medellin y lo vivo hoy. Yo me tomo mi tiempo para acomodarme, para entrar en confianza. Soy tímida y seria, y seguro el curso de la vida me seguirá enseñandome a ser mas liviana, mas jocosa y ojala no mas tonta. Asi a veces pareciera que a la repartición de la malicia no dejaron ni el rastro por esta alma, y me grite: Idiota!

Entonces me estoy tomando mi tiempo. A veces agacho la cabeza con una lagrima, y muchas otras veces la levanto con una sonrisa silenciosa. Si, me hace falta mi gente, mis amigos, mis amores, los abrazos de los que quiero y a mi mamá para que escuche atentamente mis aventuras y desventuras.

Lo del Alemán? Será mas lento de lo que cualquiera se hubiera imaginado. Pero esa es la idea. No tengo que correr a ninguna parte, porque ya llegué. Luego correré seguro de vuelta a mi tierra. Donde hay raices, y cuando vuelva, grandes arboles. O pequeños.

Mientras tanto busco un lugar fijo para ubicar mi casa. Será seguro una habitación cualquiera en cualquier parte de esta gran ciudad. Que a cada vez que camino, se descubre diferente.

*** Quedo debiendo historias mas pictoricas. El mal internet no deja.

sábado, 7 de agosto de 2010

De viaje!

Tengo una mesa de billar al lado. Una nevera de Cocacola de esas que en las películas se atrancan. Estoy en un hostal. Es decir por fuera de casa, desde hace mas o menos 3 días. Está será mi casa durante los próximos 10 y aun no creo que algún lugar de esta ciudad será mi casa por los próximos 6 u 8 meses.

Afuera hay un jardín con cabras. Unas mesitas para recibir el sol, aunque no haga ningún sol, y sea un día fresco. Si, fresco, como no se conoce en mis tierras, de principio a fin.

Los aviones me dan mucho desespero. Comprobado. Ademas del miedo que me da despegar, me siento en la nada y pierdo conexión con mis mundos. No hablo con nadie mas allá de lo necesario. Las piernas me duelen, el culo un poco. Hace un clima mediocre que hace que uno siempre tenga frío y calor. Fuera de eso, saber que en camino vienen dos maletas gigantes y que siempre falta algo por recorrer. Y que cuando uno llega, uno no está en casa. Eso ni por muchas mastarcards se mejora. Así es.

Pero todo eso porque quise, entonces me río de pensar que es absurdo que los pilotos manejen uno avión en la noche si no se ve ni forro. Veo el niño del lado dormido y con la boca abierta medio muerto y hasta envidia me da. Yo, que me quedo dormida parada y hasta manejando, no puedo dormir en un avión!!!! es una pesadilla!

Y eso que tenía sueño por no dormir mucho la noche anterior.

En Madrid mientras esperaba compre la Guia Lonely Planet de Berlin en español. Yo se que la idea es aprender alemán, pero sabía que si esperaba a comprarla en Alemán se iba a quedar guardada. Mientras esperaba el avión me quedaba dormida. El mal genio de no poder dormirme, hizo que en el avión a Berlin durmiera a pesar que estuvimos parados como una hora esperando una gente que nunca llegó. Luego uno siempre se despierta cuando pasan con el carrito vendiendo la comida y la señora procedente de España del lado, le grita a su combo viajero que esta distribuído por todo el avión que qué quieren comer. Descubro que a ella como a mi le dan miedo los aviones. Y siento algún tipo de simpatía. De todas formas era una gritona que no me dejó dormir.

La ventaja es que un amigo, me recoje en el aeropuerto y que decidimos cojer un taxi que cuesta 23 euros porque el clima está muy podrido. El hostal queda cerca al Museo Judío en el barrio Kreuzberg, creo. Son varios edificios, 2 o 3 creo, con habitaciones y baños comunes. Me sale mas barato porque mi amigo @camilo_villa vive aqui hace 4 meses y a sus amigos nos hacen descuento. Asi que por 15 euros tengo hasta desayuno!

Y que hace uno cuando llega y deja las maletas? Pues volver a salir. Caminamos un poco y llegamos a tomarnos una cerveza gigante y luego un currywurst. La wurst es la salchicha, el curry una salecita naranjadita que se le echa a la salsa de tomate sobre toda la salchicha. Muchas papas fritas y mayonesa. Y ahi la salchipapa alemana que tanto me gusta.

Con la cabeza dando vueltas y habiendo dormido tan poquito, el mareo del viaje y del medio litro de cerveza, volvimos al hostal y a dormir.

Esta mañana me desperté en contra de mi voluntad para poder ir a desayunar. Los mejores desayunos son los de los hostales. Pero me aguanté las ganas a todas las delicias y comí mas bien poco. Aquí estaré otros días.

Fui a comprar una toalla a un almacén que ví anoche. Casi que no las encuentro, y además parecía una locación de la tercera parte de la resurrección de los muertos vivientes. Todo el mundo compraba como zombie la promoción del día. Y eran muchas. La costumbre es que nadie le empaque nada a nadie y no hay bolsas plasticas. Así que metí la toalla rosada en la cartera.

A la salida vi un buen hombre, anciano, con un puestecito de periódicos. A pesar de haber visto ya el puesto de revistas y periódicos, pensé en los vendedores de Medellin y fui a preguntarle cuanto costaba 1 periódico. Me dijo algo que por supuesto no entendí y seguí preguntando por 1 solo periódico. Pues si, que estaba ofreciéndome la suscripción de 4 semanas. Ja! pude decirle que no me quedaba en Berlin. Me pregunto que de donde era, y respondí: Kolumbien! dijo algo que no se que fue, sonreímos y me regaló el periódico.

Por alguna razón la gente me pregunta y me dice cosas. Lo mismo paso en el almacén con una noticia de no se que muertos, que una señora con cara de espanto me pregunta que de que iban las noticias. Y le dije que ni idea.

De vuelta en Sábado mucha gente por la calle. Muchas bicicletas, el mercado turco, algún vendedor de cosas de segunda. Mucha gente en bici y yo digo, que quiero una.

Me digo todo el tiempo que estoy aquí para quedarme. A ver si caigo en la cuenta.

El internet del hostal es medio pelle. Vienen muchas cosas a las que tengo que acostumbrarme.

Pero de una a la vez.

Así, de viaje.

jueves, 5 de agosto de 2010

Recuerdos y sonrisas

Me escribieron hace un tiempo, como si fuera ayer. (Mi amor, mi amor)

"Las sonrisas son para todos los días. Y las prefiero antes que las rosas que son efímeras. Te amo hoy. Te sonrío, esperemos, para siempre"

Ojalá. Ojalá. Hasta que el último suspiro se nos acabe. Y siempre en el corazón.

lunes, 26 de julio de 2010

El castillo está en ruinas... hace tiempos ya

Vivimos alguna vez en un hermoso castillo. Alli todo funcionaba y era perfecto. Éramos una familia feliz, una felicidad llena de dicha y perfección. O al menos eso creiamos.

El rey de ese castillo proveía de seguridad a todos los habitantes, su familia y amigos. Los niños al ser muy chicos nunca miraban por la ventana porque adentro del castillo habia muchos juguetes y muchos dulces y afuera simplemente no existía. Cuando los niños crecieron alcanzaron a mirar por la ventana y quisieron estar afuera. El rey y la reina procuraron que ese afuera también tuviera esa dicha y felicidad. Sin embargo ahi afuera los niños ya casi adultos se cayeron un par de veces jugando, jugaron donde no debian pero siempre regresaron a casa sanos y salvos y creyendo que el castillo era mejor que cualquier otro lugar. El rey sabía por dentro que el castillo no iba a durar para siempre. Que una vez los niños crecieran el castillo no iba a ser lo suficientemente grande y que sin duda tendrían que conocer el afuera. El rey y la reina trataron de dar las herramientas a los ñiños para que el dia que eso pasara pudieran defenderse ahi afuera. El rey y la reina construyeron ese castillo porque querían que los niños tuvieran todo aquello que ellos no tuvieron, la mejor educación, las mejores posibilidades, la familia mas bonita, el mejor ejemplo. Los niños y los reyes creyeron que eso había sido suficiente.

Pero un dia el rey se enfermó de muerte y con el el castillo se derrumbó. Los muros en ruinas permitían vivir aun adentro, pero sobretodo aumentó la desprotección. Ya se podia decidir, donde estar, ahi adentro, o allá afuera. Pasaron los años y entre estar adentro y afuera, aprendieron muchas cosas. Viajaron, se aventuraron, quiza no muy lejos. Recordaron las herramientas y construyeron lotes cerca al castillo sin ir muy lejos, y de tal forma que pudieran estar adentro y afuera. La reina dejó ir a los niños. Ya no eran niños, sino unos adultos que podrían defenderse solos. Ella estaría ahi para que ellos regresaran, algún dia. Y asi lo fueron haciendo, regresando y quedandose de nuevo, porque el afuera era un lugar muy desconocido. Las herramientas las han olvidado y tienen muchas nostalgia del viejo castillo. Tanta que se han quedado de nuevo entre las ruinas, y no encuentran las salida. Se chocan y se chocan con los mismos muros, como si de esa manera fueran a reconstruir algo que ya esta perdido, como si esos fueran los unicos muros que hay para protegerlos.

No han visto quiza mas allá de los muros y de los lotes cercanos al reino. O no quieren hacerlo. Porque allá no es terreno conocido y muy lejos de la reina, donde ella tal vez no pueda salvarlos. La reina esta muy triste por estos dias. Los golpes han derramado lágrimas innecesarias, porque la salida esta visible a los ojos de todos menos a los de los hijos. La reina quisiera que recordaran y que no olvidaran que adentro de ellos está todo lo necesario, pero ellos tienen mucho miedo de salir mas allá. Y cada vez que lo intentan no funciona. O eso pareciera.

Alguien les dice por estos dias, aunque no quieran creerle o escucharle siquiera que allá afuera hay otros tipos de castillos. Unos a los que les entran fuertes vientos, y a veces agua, pero que de eso se trata, de ir tapando con los años y los dias, el trabajo y la vida, esas ranuras, esas debilidades. Alguien les dice que las ranuras no dejarán de existir, los castillos no seran como el viejo castillo de la memoria, pero no por eso los demas son malos castillos. Son castillos y castillitos, ranchos y ranchitos, los que uno por la vida va construyendo, algunos lejos y otros mas cerca. No importa que tan afuera se esté, las herramientas están con uno. Y la vida, y los dias, el trabajo, seguro traerán otras herramientas. No hay que tener miedo, les dijo el rey alguna vez, asi el muriera de miedo cada vez que el huracán se acercaba. Había que sacar la espada de hierro y el corazón fuerte para mirar al frente incluso a los huracanes mas fuertes.

De pronto el rey nunca dijo con la misma fuerza con que protegió el castillo, que la vida y el afuera siempre tiene los huracanes despues de los dias de sol, que asi es la vida, como la muerte.

Todo porque la modernidad de esos años les enseñó que progresar era ir hacia adelante, y que todos debia ser diferente. Hoy los niños tendrán que irse, lejos, muy lejos, porque la reina esta triste y no le quedan fuerzas para caminar mas tomados de la mano. La reina debe tambien irse, con los niños en el corazon. Los niños ya no son niños. Deben emprender caminos diferentes, fisicos y mentales, sus sueños y responsabilidades deben ser propias, su misión es construir otros caminos y por esos caminos otros castillos. Ojala otros a los que los vientos derrumben a veces las ventanas, para que los que siguen y alguna vez sean niños, aprendan a querer las tardes de sol, y las mañanas huracanadas.

Los corazones están rotos. Algunos más que otros. Los dias, las fuerzas, el afuera, seguro recogerá los trocitos, y el corazón pronto tendrá alguna forma de nuevo. Los dias siguen, y como el viejo rey, hay que mirar hacia el frente, no importa cuanto miedo se tenga.

(Escrito en dias mas grises y con corazones mas tristes)

sábado, 17 de julio de 2010

Hoy es un buen día para morir

Llueve como si la tierra se quisiera llenar de agua y ahogar a todos los humanos. El cielo esta gris y la temperatura baja. Es Medellin y es raro. No recuerdo como han sido los días cuando la gente se muere. Solo recuerdo los escalofríos y las lágrimas. Y luego un sin fin de escenas que cuando alguien mas las vive, se me sale una lágrima por costumbre.


Apenas nos vió sonrió a su manera. No es sino huesos, ese hombre alto de voz ronca y firme. Como los Vallejo, dirían ellos. Su voz no es firme ya, aunque nos dijo preciosas, y aunque no le brillaron los ojos, como yo hubiera querido. Hay otro enfermo detrás de la cortina. Pero es el quien me importa. Se toma la sopa a cucharadas sin importarle siquiera. Mira el televisor y la televisión barata de cualquier canal local. Sobre todo comerciales poco interesantes. Sabe que a lo mejor nos nos veamos mas. El lo sabe, yo lo se. Despues de la sopa toma un poco de conciencia, se mira los dedos, las manos, busca la argolla de matrimonio. Quizá lo único que le interesa, estar con ella asi sea con una argolla, asi sea en sus dedos amarillos por los tantos cigarrillos al día que no se apagan nunca. Ojala leyera pensamientos y supiera que estoy pensando que hoy es un buen dia para morir. Que detrás de la vida no se sabe que hay, pero para el está ella, y otros tantos, como mi papá. Mi mamá habla de mi abuela. Murió en esa misma clínica, una casualidad casi que fatal. Ojala espere unos abrazos. Ojala le salieran ganas de vivir, pero no creo. Quien quiere morirse con tantas ganas se demora, pero siempre el cuerpo es vencido por las ganas, algún día.

Si uno muriera hoy, las lagrimas caerían al río que cae del cielo. Si uno muriera hoy, recordarían que el mundo estaba triste porque no hacía sino llover. Si uno muriera hoy, seguro habría remordimientos. Yo a veces también quiero morirme. Yo a veces tambien quiero que el cuerpo caiga vencido. Pero yo tengo 55 años menos. O sea me quedan minimo la mitad, de vida y de días, y de historias que asi a veces tenga ganas, no quiero pérdermelos.

Hoy es un buen día para morir. Y una lágrima sale anticipada.

Siempre es bonito imaginarse que a donde quiera que va uno apenas muere, mas allá del crematorio, estan los otros que ya pasaron la vida, y que lo esperan a uno en sus mejores años, sin mas tristezas ni lágrimas, y que si todo el blanco, y luminoso, como una cena larga llena de sonrisas. Que hay un sol tenue, y que no llueve, ni hay cielos grises oscuros. Seguro la mesa está muy llena, pero siempre hay espacio para una silla mas, la de uno, la de el, la de cualquiera que en este momento de mi noche lluviosa, melancólica, fria y hasta triste por defecto, (a pesar de otras tantas felicidades al día) está muriendo, porque hoy es un buen día para morir.

viernes, 9 de julio de 2010

Llevo tres dias de reposo. Por primera vez entré a un quirófano y no de visita.



Toda la vida he tenido dolores varios. Yo no se si soy hipocondríaca, lo que si se es que no me gustan los dolores y el sufrimiento en general y a cualquier señal de alerta, tomo desde asawin cuando era niña, hasta el tradicional acetaminofen 500 en los días de hoy. Hubo épocas en las que la aspirina me gustaba mucho, pero el acetaminofen gano la competencia de los analgesicos y yo. He sufrido de rinitis alérgica desde que tenia 9 años, por el frío, por el polvo, por los animales (lástima!), de dolores de cabeza relacionados con nada, no son crónicos, pero siempre me han dado, no son migrañas pero son dolores. Nunca me he quebrado nada, solo de niña me cai dos veces en el mismo lugar y si me vieran de cerca verían la cicatriz doblemente cosida en la frente. De resto, huesos fuertes, carnes gordas, muchacha generalmente fuerte. No se si los dolores son muy fuertes y yo aguanto mucho (es mi consuelo) o simplemente soy una nena que no se aguanta nada, y qué importa, la vida en general es suficiente.

No me dan cólicos menstruales fuertes, no sufro de gastritis crónicas, ni dolores de rodillas, ni riñones enfermos. De vez en cuando alguna falla por ahí que se sana con el antiinflamatorio de turno, o una cremita, agua caliente, una aromática, un analgésico. Las gripas no me tumban porque en general odio estar en cama desvalida. Entonces prefiero los mocos y el dolor del cuerpo que anden conmigo para que no caigan con mucha fuerza.

Suelo visitar regularmente los médicos. Porque hay que usar el seguro, porque con ellos normalmente me tranquilizo y porque no me gusta aguantar las cosas raras y no normales de mi cuerpo. Aunque a mi mamá le parezca que casi no voy donde ellos y a mi novio le parezca que tengo 200 en mi lista de contactos. La verdad es un término medio.

Pero desde hace como un año vengo con algunas dolencias, para hablar técnicamente. Al principio no les paré bolas, porque esperé que se quitaran como todo lo de siempre, que llega y se va. Un dolor en el coxis que sentí al estar en el piso mucho tiempo, luego al pasear en la moto, luego al estar sentada en la cama, o en cualquier silla de superficie dura.

El coxis. Uno nunca sabe que existe el coxis hasta que de niña caes de culos y sientes un dolorcito que uno no sabe si reírse o llorar, y que por eso le dicen popularmente el huesito de la alegría. Como uno crece y no brinca ya por todas partes sueles olvidar que ese hueso existe. Solo se recuerda en una clase de anatomia que nunca se tiene por estas edades adultas. Despues de relacionarlo intuitivamente con un psoriasis con la que no tiene relación científicamente hablando, y que esa psoriasis (que tampoco es crónica, no es sino en las puntas de los dedos) no se haya curado a pesar de 6 meses de tratamiento, algun médico decidió que lo mejor era quitarme dicho huesito. Yo por supuesto salí huyendo y buscando otra solución. A ver! Me duele el culo, pero no hay que ser extremistas!

Así que fui donde otro médico que me sonrió, y me dijo: niña tranquila, con un bloqueo todo se soluciona!. Tampoco hay que creerle a los médicos que creen que su solución es tan sencilla, porque nada que involucre un paciente, un seguro de salud y un médico, es tan sencillo como una pinchadita. El siguiente encargado del bloqueo me sonrió de nuevo, me mostró las fotos de dicho procedimiento, que se realiza con anestesia epidural, sedante y en quirófano. Se inyecta anestesia y antiinflamatorios en ciertos puntos donde esta el dolor, y voilá! No habrá mas dolor. (eso dijo pues)

Asi fue que el pasado martes entré al quirófano para un bloqueo caudal. Así fue como mi mamá me acompañó, me ayudó a ponerme la bata azul y luego a quitármela. Así fue que me cogieron una vena en la muñeca y que me dolió mucho. Así fue que le dije al médico, duérmame que no me interesa sentir nada despues de un ataque de nervios en la mañana. Así fue que 45 miniutos después me desperté sin saber que había pasado, y de mi cintura para abajo todo entumecido, como cuando uno esta en un carro muy lleno y no te puedes mover en 2 horas y luego cuando intentas caminar las piernas no responden muy bien y hay un calambrecito que se quita rápidamente (solo que este tardo medio día en quitarse).



Hoy solo dos dias y medio despues, de guardar reposos, ya me desesperé en el segundo dia, y fui a la oficina. Ya me di cuenta que eso de guardar reposo era necesario, cuando estaba sentadita ayer toda feliz y empecé a sentir un peso raro en la cintura, como de, Hola! Necesitas estas acostada! Y bueno. Aquí estoy con un flotador en el culo, una sensación rara en mi cintura, cadera y cola, (porque no es dolor exactamente) escribiendo este post, esperando que dicho bloqueo haya sido para bien y no para peor. Ya veremos, dicen las recomendaciones en un papelito azul, que NO debo hacer un monton de cosas en 10 dias, y que cuando vaya donde el medico en 15 dias, sabremos si la memoria del dolor, el coxis la habrá perdido ya.