Solo pensamientos, historias por escribir para que luego no las olvide. O solo para sacarlas de la cabeza...

lunes, 30 de noviembre de 2009

Por la defensa de la clínica de la Mujer en Medellin

Acabo de acordarme justo antes de escribir esto, que cuando estaba en el colegio en una clase debate, defendi el aborto. Y gané el debate. O sea tuve argumentos mas fuertes que los que decían que el aborto era un pecado y homicidio. No se que tipo de argumentos podia tener en ese entonces pero ahora que lo recuerdo, sonrío por la casualidad.


Desde que se inició la discusión de la clínica de la mujer en Medellin, y antes, desde que en Colombia la interrupcion voluntaria del embarazo es despenalizada en tres justa situaciones, siento en mis adentros que mi posicion esta a favor de las causas que defienden a las mujeres en sus posibilidades de desicion. Por ahi dicen que si los hombres pudieran tener hijos el aborto sería legal desde hace siglos. Y creo que es cierto. Las mujeres hemos estado acompañando la historia de una humanidad conducida por hombres, nombrada por hombres, decidida por hombres. Las mujeres en la historia son contadas, y de los hombres tambien hay lista, claro (porque no se pierde ninguno del protagonismo) pero es mas extensa. Pero resulta que la revolucion femenina no solo hizo que las mujeres hoy a mi alrededor tuvieran mas roles de los que debieran (una critica personal que hago a la aplicacion local de la tal revolucion), sino que tambien les permitió reflexionar sobre si mismas, su cuerpo y su mente. Y creo que esa es la gran herencia de esa revolucion. La afirmacion de que una mujer puede decidir libremente, ojo, libremente y por convicción sobre su cuerpo. Pero es difiícil es una sociedad como en la que yo crecí, donde las gorditas somos las feítas del salón, donde las mamás obligan a sus hijas de 8 años a hundir barriga, donde las modelos hechas en quirófanos y photoshop, no solo están en las vallas publicitarias sino también en la calle al lado de los "patrones". Donde aun, se escucha decir, "San antonio dame un novio". Y recuerdo las clases de seducción a las que por trabajo asistí hace poco, en las que las mujeres son calificadas por los estudiantes machos de uno a diez, siendo la última, la de mejor calidad. Su reflexión, de si en la calle hay mujeres, es porque estan buscando hombres. Y hombres para besar, pichar y bueno, porque no, hasta casarse. Como en un mercado donde los hombres ofrecen poder, y las mujeres sumisión para ese juego donde ellas por supuesto pueden ser conquistadas y llevadas al altar, sin más esfuerzos que sonrisas y palabras tontas. Pues si, es difícil en una sociedad donde todavia se escuchan cosas así.

Y porque las mujeres feministas son tachadas de hippies, extremistas, fanáticas. Es difícil cargar con todos esas etiquetas de una sola vez. Y asumirla frente a la familia donde por ser mujeres no podían siquiera hacer cosas que sus hermanos hombres si. Porque sin lugar a dudas, casi todas las de mi generación, aun después de la revolución femenina, nacimos en hogares machistas, así las mujeres se dedicaran a algo mas que el hogar. Donde los hombres tenían mejor permiso que las mujeres, donde los hombres podian irse de paseo con sus amigos y amigas y las mujeres cada que salian tenian que echarle llave a la virginidad y procurar ser castas y puras a pesar de deseo y las hormonas, y en caso de no procurarlo parecer intentarlo. Pues si, crecimos en colegios y familias que nunca nos educaron sexualmente, y puedo incluso decir que ni a las mujeres y menos a los hombres.

Eran otros tiempos, como dice mi mamá.

Y no es que no me gusten los niños. Los adoro, me encantan todos los bebes, sonrío, les hago morisquetas. Y quiero tener la parejita (un par de bebés, en otros tiempos futuros) ojalá algun dia al lado de un hombre que quiera también tenerla. Creo en la familia porque crecí en una, que como sea, la quiero y es tan importante, mas importante que cualquier cosa. Creo que un hijo hay que tenerlo a conciencia. Creo que eso debe ser una cosa deseada que los azares en estos tiempos modernos, donde muchas cosas las podemos planear, es una cosa que las mujeres podemos evitar. Tambien creo que una mujer no debe someterse a un embarazo para dar una vida que no quiso, y si despues lo quiere pues que lo tenga, o si fue obligada a concebir, o una vida que menoscaba la suya, o un parto de un bebe muerto. Tambien creo que somos muchos humanos en la tierra y asi suene cruel y feo, hay que controlar la natalidad. Creo que al aborto, es una desicion que las mujeres deben tener, como una posibilidad, y que nadie, ni el estado, ni la religion, ni el esposo, las puede obligar a tener o no tener un hijo. Porque muchas veces sucede en ambos casos. Una desicion que debe ser amparada por el estado, asi como el estado debe amparar la salud de la mujer y claro, la de los hombres, niños, y ancianos.

Pero podemos empezar por la salud especifica e integral para las mujeres. Porque a las mujeres a veces no les creen en los centros de salud, porque en algunas partes todavia creen que cuando una niña confiesa no ser virgen, la solucion es la segunda castidad como anticoncepcion, en vez de una planificacion segura. Porque los adolescentes juegan con al vida, las suya y la de un niño que no deberia tener la culpa de nacer cuando no debía. Y no son cosas que pasan, como cosas del azar, porque señores, en esta ciudad y en este país los embarazos adolescentes van más allá del azar, son resultado de mala educación, de ignorancia, un estado irresponsable, de unas niñas que despues de todo eso, dicen, "pues si uno tiene un hijo, no pasa nada".

¡Y cómo no va a pasar!

Pues si, por el show de Punto Link, conocí a quienes están en el proyecto de la clínica de la mujer, a las mujeres que con valentía la defienden, a los jóvenes que con ingenuidad, pero no sin argumentos la apoyan. Y me les uní con todo el corazón, con toda la fuerza palpitando adentro, como hace días no palpitaba por algo.

Y en el concejo de Medellin el pasado 23 de noviembre se dio informaciíon y se defendió la clinica, no porque no la vayan a hacer (porque eso no tiene vuelta atrás), sino porque hay mujeres y poderes que con la religión y la moral, malinforman sobre este lugar que amparará a la mujer cuando sea vulnerable y prevendrá a las mujeres jóvenes para que sean mas fuertes y concientes de su cuerpo.



Todo esto, para este video. Intervenciones defendiendo la clinica de la mujer. Mi primera vez defendiendola, mi primera vez en el Concejo de medellin. Un debate con solo 9 concejales de 21, donde solo una mujer no apoyó la clínica. Menos mal la clínica con todo y el debate y lo que ha sufrido se hará casi igual a como fue ideada originalmente. Pero la Clinica tiene que ser un proyecto de ciudadanía mas que de un gobierno de turno. Solo hay que informarse y entender el objetivo, no irse por ideologías o motivos espirituales. Hay una emergencia de género y de salud en esta ciudad y se refiere a la mujer y sus enfermedades mentales y físicas.

1 comentario:

Troba dijo...

Aquí estamos en las mismas luchas...