Solo pensamientos, historias por escribir para que luego no las olvide. O solo para sacarlas de la cabeza...

jueves, 29 de noviembre de 2012

29 el 29

Ya he dicho muchas veces que no me gusta cumplir años. Pero yo he cambiado, o mas bien he aprendido. He aprendido otras cosas. Y aunque ahora no llega sino las nostalgia que se aloja como un vacío que busca llenarse hasta aguar mis ojos, y me siento triste, triste, entonces voy a hacer una lista de las cosas bonitas que descubrí en el último año.

- Sigo intentando hacer las cosas por mi y solo por mi. Es una lección larga de aprender. Pero cada vez se aprende mas.


- La vida es ya. No hay que esperar a que suceda nada. Porque ya esta sucediendo.

- Voy a disfrutar, asi a veces me sienta muy triste y asi a veces no quiero seguir con la vida y así todo sea gris y así las cosas no sean perfectas como me gustarían.

-Los mundos perfectos no existen ni en Disney. Siempre hay un malvado, y en mi vida no hay ni príncipes azules, ni castillos de cristal. (Así a veces lo parezca y aun me lo crea)

- No se que quiero existencialmente, pero tengo unas pistas de lo que no quiero y de lo que quiero hoy, a cada segundo. Por ejemplo, ahora quiero llorar.

-Talento es adaptar el talento a las circunstancias.

- Lo que ha pasado en mi vida, ha sido mi culpa y mi logro. De nadie mas. Como dice Amparo Grisales, nadie me quita lo bailao'

- Quiero ver el mar una vez al año por el resto de mi vida y los años que me queden.

- Hasta la remolacha me está empezando a gustar.

- Quiero escribir.

- No voy a vivir del arte, pero mientras tenga y decida ejercer ese oficio, me lo voy a parchar. Y no quiero hacer nada aburrido. Tiene que ser divertido.

- Kopfkino: lo que está en la cabeza, no sucede en el mundo real.

- Nunca voy a estar lo suficientemente vieja para nada. La vida da tantas vueltas y aun hay tantas por rodar.

- Tengo miedo de envejecer y darme cuenta que no hice las cosas que quise y que no amé lo suficiente y que no enfrenté la vida y que huí de mi misma. Entonces quiero amar sin medida, hacer todo todo lo que quiero, y enfrentar los mas terribles miedos.

- Nadar me tranquiliza. Meditar me estabiliza. Yoga me hace fuerte. Tengo que practicar mas las dos últimas.

- Llevar mis decisiones hasta las ultimas consecuencias. Aunque siempre puedo dejarlo todo, hacer hasta lo último por intentarlo. De pronto al final no es tan terrible.

- Este año tuvo bonitos amigos y muy buenos amigos, muchas sonrisas, mucho amor, mucha buena comida, conversaciones preciosas con la mujer mas importante en mi vida (mi mamá), mucha buena música, mucha inspiración, mucha admiración, muchas metas propuestas, logradas y cumplidas.

- Quiero estar tranquila. Y haré todo lo posible por estar así.

- Quiero volver a Colombia. Un día. Esa es mi tierra y mis recuerdos.

- Mientras tanto muevo mis pies como raices liquidas.

- Extraño mucho a mi papá. Pero ahora sé que cosas bonitas y otras complicadas heredé de el. Y eso me hace sentir menos sola.

- Me gusta sentirme guapa. Me gusta mi cuerpo. Me gustan mis carnes.

- Me gustan los placeres terrenales.

- Hay que creer en la magia para que exista. Y hay que emborracharse de belleza para no ahogarse en la rutina.

Cumplir 29 años el 29. Eso es como pasar de un milenio a otro, cumplir 50 años. Sucede una vez. Y mientras me acerco a los 30 precipitadamente no puedo sino estar agradecida por un último año muy intenso.

Y esto parece que sigue. 

1 comentario:

medea dijo...

Feliz cumpleaños. Porque con las cosas como los cumpleaños que siempre van a llegar e irse, es mejor acostumbrarse y por qué no, agarrarles cariño.

un saludote: viajar hace que uno encuentre raíces en uno mismo.