Solo pensamientos, historias por escribir para que luego no las olvide. O solo para sacarlas de la cabeza...

viernes, 7 de septiembre de 2007

Sobre Villa Adriano, y algunos apartes de Roma


Y ahí estaba, sentada. Un cielo azul, 40 grados de temperatura. El tiempo ante mi: Villa Adriano. La casa de campo del emperador romano Adriano. Es gigante.. y hay que tomar un bus para llegar hasta allí. El bus lo tomamos en una estación de metro desconocida y Paula y yo allí esperando un montón de rato el bus, en medio de la nada, en un barrio residencial de Roma. Roma, si es que Roma, es una ciudad muy particular, que convive ya con esas ruinas, ahí al lado de la autopista y de las calles están las ruinas y supongo que los romanos de hoy ya ni notan las ruinas, serán parte de su paisaje habitual. Pero cuando yo llegue a las ruinas, me impresione, porque ahí estaba como detenido el tiempo y la excavación misma… es que por donde se excave en roma se encuentran vestigios, y cosas antiguas. Toda una ciudad moderna y llena de ruido, sobre el silencio de cerca de 2500 años de historias, de tiempos. Y a donde uno vaya hay iglesias, o fachadas restaurándose, o unas excavaciones haciéndose… Nada mas ahí cerca a nuestro hostal había un hotel (radisson) que cuando lo estaban construyendo encontraron unos vestigios super grandes… les toco respetar parte de los vestigios, y no pusieron hacer ni un piso en sótano… y el parqueadero es una torre ahí al lado del hotel. Asi es todo en roma, La carrera contra el tiempo y la memoria… una ciudad que vive sobre el tiempo. Y también lo es en un estilo de vida que siente. Además de estar lleno de turistas, no pude distinguir a los romanos, sin embrago uno puede sentir que la ciudad es así vertiginosa, mas ruda.
Y en que estaba… ahh si, villa Adriano. Y llegamos hasta allí, el bus lo deja a uno por ahí como a 1 km de la entrada y nosotros ahí buscándolo, en un pueblito cerca a Roma, donde comimos helado y tiramisu. Y llamamos a Colombia, en un locutorio de unos árabes (árabes de armenia o de quien sabe que lugar lejano de Asia) que no sabían que era Colombia. Fantástico. En fin, villa Adriano es una de las ruinas mejor conservadas que hay en roma o cerca a. Hay mosaicos casi enteros, que la casa de los huéspedes, que el jardín, que la sala de los filósofos, que el teatro… en fin. Adriano además tenía unos jardines increíbles, y ahora se conserva (no se si se conserve… pero yo supuse, que así era antes) muchos árboles de olivos… si, así verde oliva (el original). Y además es una ruina en la que pocos turistas hay. Así que uno solo, en absoluto silencio (solo el ruido característico como de unas chicharras…) caminando ahí entre muros que románticamente me hablaban del tiempo. Además me dio otra sensación, la de estar en una ruina tumbada por la guerra… porque también hay parte del lugar que son como unas termas, o fueron, ahora no quedan sino unas medias bóvedas y columnatas medio armadas, entre la hierba… El cielo seguía azul, y debajo de los olivos nos sentamos a tomar el almuerzo. Un par de bocadillos comprados en la gran estación de trenes Termini, esa mañana antes de tomar el bus hacia el lugar. Y al frente, los muros en piedra que vieron a los emperadores, hace 2000 años.

1 comentario:

StoreX™ dijo...

Best Blog

by StoreX 2007

http://storexbuy.blogspot.com