Solo pensamientos, historias por escribir para que luego no las olvide. O solo para sacarlas de la cabeza...

jueves, 2 de abril de 2009

Actualización

Actualización. La perra llamada Luna parece tener una gastroenteritis hemorrágica. Ya no ha vuelto a vomitar pero su estado todavía no es muy estable. Por lo menos no ha venido a mi puerta a tocarla con mucha fuerza. Hoy le sacó a mi mamá 100.000 pesos entre medicinas y exámenes. Lo peligroso es la edad. 11 años para una perra ya son muchos.

Actualización. Abandone el pelo de grilla y me fui una tarde completa para donde mi peluquero Didier. Didi, como le digo de cariño, esta mas feo que nunca pero mas eficiente que antes. Aun así estuve esperándolo hora y media. Oí los chismes de peluquería que esta vez estuvieron mas interesantes de que costumbre. Mientras tanto leí la revista Jet Set, leí sobre Michelle Obama, Kate Winslet y Flora Martínez, que dizque quiere ser mujer almodovar. Y bueno del tour ecológico hecho por el príncipe Carlos de Inglaterra por suramerica. Dizque estuvo bailando con garotas y yo no lo vi. La verdad una tarde muy instructiva. Además hice la mitad de mi tarea de alemán. Verbos en participio y en pretérito. Solo hice la mitad y no pienso terminarla la verdad.

No sé cómo queda el pelo, esperemos mañana, y después de mañana cuando vuelvan mis crespos naturales.

La calle sigue siendo sospechosa. Se nota que llevo un tanto tiempo con los mismos recorridos, hoy era casi todo nuevo de nuevo. Esta ciudad cambia todo el tiempo y a veces me olvido de notarlo. Con eso del BID el Parque Lleras parece el nuevo pueblito paisa, un atractivo turístico para estúpidos. Me metí en contravía y no lo note hasta que después de unos segundos la señora me gritaba con todas sus fuerzas. Lo siento. Llovía y casi no conozco por allá, de nuevo. Acelere como mas pude por la nueva vía repartidora y volví a pensar que ese edificio de Bancolombia es demasiado gigante y demasiado invasivo. Y ahora recuerdo que menos mal es abril para que Bancolombia no me siga robando por lo menos por las primeras 10 veces 1600 pesos que hago por cada retiro.

Tengo que recordar escribir sobre los pájaros de Botero, y bueno, dar un paseo largo otra vez recorriendo esta ciudad que parece que he olvidado ya. Tengo que recordar recordar.

Alemán. Hoy me preguntaron porque tengo en mi cabeza ese idioma. Y la respuesta no se conoce. O como dirían en las encuestas N/A. Una terquedad que no cuestiono mucho, para por lo menos mantener alguna. Pero las clases todas las mañanas de miércoles, jueves y viernes me dan muchos sueño después de la primera hora, pero a la segunda ya se inició el dia al pelo. Eso si, kein wort spanish es una misión imposible.

Esta fue la actualización de hoy. Llueve y parece que la tierra estuviera lavándose.

2 comentarios:

ApoloDuvalis dijo...

Bueno, me pusiste a pensar en que ya no cuestiono a Bancolombia. Comparado con el Banco de Bogotá (lo peor para uno) creo que Bancolombia es lo menos pior que hay por estos lados... ¿será que soy demasiado susceptible a la publicidad tipo bailarina de porcelana con muñequito de metal? Tal vez los realizadores audiovisuales puedan defenderse más fácil, pero yo soy de los que caen redonditos cuando un comercial está tan bien hecho...

Ana Maria Vallejo dijo...

Yo a Bancolombia le perdi el cariño hace tiempos. Pero lo uso por descarte. Y si la publicidad es muy bonita. Pero se daña cuando uno va al banco y le hacen un desplante...